Inicio / Noticias / Calefacción / “El cambio de IVA de pellets va a encarecer el mercado un 16 %”
Estufa de pellets
El 31 de diciembre se terminará la prórroga del IVA reducido en pellet

“El cambio de IVA de pellets va a encarecer el mercado un 16 %”

El próximo 31 de diciembre finaliza la actual prórroga de las medidas de apoyo del Gobierno para hacer frente al alza de precios energéticos, lo que supone que la aplicación del IVA especial del 5 % a los pellets de madera terminará en algo más de tres semanas.

Si nada cambia, el próximo 31 de diciembre finaliza la actual prórroga de las medidas de apoyo del Gobierno para hacer frente al alza de precios energéticos. Esto supone, en la materia que nos ocupa, que la aplicación del IVA especial del 5 % a los pellets de madera terminará en algo más de tres semanas. Aunque asociaciones como Apropellets y Avebiom trabajan en conseguir una nueva prórroga hasta marzo de 2024, su consecución no es tarea fácil. Por el momento, el Gobierno de España no ha dado respuesta a las preguntas del sector.

Así, la incertidumbre está servida. “De antemano, el mercado de pellets de madera se va a encarecer un 16 %“, resume el presidente de Avebiom, Javier Díaz. Esto significa que el IVA pasará del 5 % al 21 %. Aunque Díaz cree que, al final, será ese consumidor final quien note la subida, pero “quien tiene una estufa va a seguir utilizando pellets”.

Por su parte, el fin del IVA reducido colocaría al sector, en palabras de Fernando Hernández, secretario técnico de Apropellets, “en un doble agravio comparativo”. En primer lugar, respecto a los países de nuestro entorno -Portugal, Francia, Alemania, Bélgica, Austria, Reino Unido, entre otros-, quienes vienen disfrutando de un IVA reducido desde hace años. Y en segundo lugar, puesto que, lamenta Hernández, “se daría el caso de que el único suministro energético apoyado con fondos públicos en España sería el gas, una fuente fósil y contaminante”.

El 14 % de la población se calienta con biomasa

Javier Díaz estima que en España existen 500.000 equipos de biomasa, lo que supone que “el 14 % de la población se calienta con esta energía renovable, ya sea pellet, astilla o hueso de aceituna, por ejemplo”. De hecho, tanto Díaz como Hernández, ofrecen las mismas cifras: la demanda nacional asciende a unas 700.000 toneladas de pellets de madera y se espera llegar a las 750.000 toneladas al cierre de 2023.

¿Hay suministro suficiente para satisfacer la demanda? La respuesta es clara: sí. A pesar de que la producción actual se sitúa alrededor de las 800.000 toneladas, “las fábricas tienen una capacidad de producción en torno a 1.300.000 toneladas“. Con comenzar a trabajar a tres turnos en las factorías donde, actualmente, se trabaja a dos turnos, se conseguiría aumentar la producción en un 30 %, según la estimación del presidente de Avebiom.

Asimismo, Hernández aprovecha para destacar que “seguimos siendo un suministro energético competitivo, más barato en la mayoría de las situaciones particulares de cada hogar, que el gas, butano, gasoil y electricidad, con un coste de la factura energética por debajo de los 9 c€/kWh“. Pero critica la falta de apoyo: “Prácticamente no aparecemos en las políticas energéticas del país y eso nos impide despegar”, como sí ha ocurrido en países europeos.

Adelantar las compras a lo largo de diciembre

El problema del posible fin del IVA reducido es que “podría provocar un aluvión de demanda -algo similar a aquellas grandes colas en las gasolineras durante el 31 de diciembre de 2022 cuando, al día siguiente, finalizaba la rebaja al precio del combustible- para los últimos días del mes”, lo que supondría la escasez. Por ello, Apropellets y Avebiom recomiendan a los usuarios que adelanten sus compras, prevean la demanda y no lo dejen para los últimos días.

“Los pellets de madera posibilitan el asegurar el suministro con tiempo de antelación y aprovechar las épocas del año en que los precios son mejores”, recuerda Fernando Hernández.

En lo que respecta a cifras posteriores a la reducción del IVA, resultan difíciles de prever para las asociaciones, ya que “las previsiones de esta campaña van a estar más ligadas a la climatología que al cambio de IVA”. Así, lo que suceda con el IVA a principios de 2024 y la climatología en la segunda fase de la temporada (enero-marzo de 2024) supondrán la clave para “dar por superada o no” la campaña.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio