Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Distribución
  4. Seis beneficios de instalar una caldera de gas en el hogar, según ITRSL

Seis beneficios de instalar una caldera de gas en el hogar, según ITRSL

Entre ellas destacan su seguridad, su nula dependencia de la electricidad y su comodidad en el manejo para el usuario final.

"Los sistemas de agua caliente y calefacción son más que imprescindibles para disfrutar de un hogar cálido y acogedor. Existen varios métodos de calefacción, aunque las calderas de gas son uno de los preferidos por muchas personas. Con estas palabras, comienza la empresa distribuidora ITRSL media docena de ventajas que desde su experiencia posee la instalación de calderas de gas en el hogar.

Bajo índice de contaminación

El gas se obtiene mediante procesos naturales, con una manipulación muy baja. Además, al consumirse no genera apenas residuos, por lo que se trata de un combustible cuyo impacto en el medioambiente es nulo.

Por tanto, comparado con otros combustibles como el gasóleo, una caldera de gas no produce contaminación, ni para alimentarse ni cuando está en funcionamiento.

Alta capacidad de rendimiento

Otro factor por el que una caldera de gas es una gran opción para ITRSL es el rendimiento que se logra con ellas. La capacidad energética del gas está muy por encima de la de cualquier otro combustible, por lo que para lograr la temperatura ideal hace falta un menor consumo. Lo que se traduce a su vez en un ahorro de dinero y recursos.

En este punto, cabe mencionar el hecho de que calientan muy deprisa, prácticamente en el momento en el que se ponen en marcha

Nula dependencia de la electricidad

Al no tener que estar enchufadas a la red, las calderas de gas no necesitan electricidad para funcionar. Si ocurre un apagón, no hay que renunciar a disponer de agua caliente o calefacción porque es el gas el que se encarga de que todo funcione del modo correcto.

Además, comparado con la luz, el gas es mucho más económico, de modo que es una doble alternativa a los calentadores y radiadores eléctricos.

Una opción económica

El bolsillo es sin duda uno de los motivos más poderosos para tomar una decisión, y las calderas de gas destacan por proporcionar calefacción y agua caliente a precios económicos. A menudo no será necesario tener los radiadores encendidos todo el tiempo, ya que con el calor residual se puede mantener una temperatura agradable. Esto supone seguir disfrutando del confort térmico sin consumir, mientras que otros sistemas se enfrían en el momento en el que se apagan, aumentando la factura a niveles muy elevados.

Muy seguras

Las calderas de gas como una opción muy segura, ya que el Reglamento de Instalaciones (RITE) obliga a contar con un servicio de revisión y mantenimiento profesional, que se encargue de hacer las inspecciones regulares con las que se garantiza que todas la instalación cumple con la normativa y está en perfecto estado.

Cómodas y fáciles de usar

Las calderas de gas son muy sencillas de manejar, y se pueden ajustar a la temperatura deseada de forma fácil, logrando el máximo confort con un consumo exacto. Además, ocupan poco espacio, de modo que se pueden colocar en casi cualquier parte.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados