Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Distribución
  4. "En este contexto de miedo, incertidumbre económica y responsabilidad social, la gestión de personas es el gran reto"

#SomosEsenciales

"En este contexto de miedo, incertidumbre económica y responsabilidad social, la gestión de personas es el gran reto"

Tubos Domínguez protagoniza hoy esta sección que busca dar visibilidad al lado más humano de las empresas de nuestro sector en tiempos de coronavirus. El distribuidor nos cuenta cómo contactaron con él por redes sociales para facilitar material imprescindible en la construcción del hospital de campaña de Ifema. Hemos hablado con su directora general, Marta Domínguez, que nos da más detalles. Entre ellos, una radiografía de la distribución antes, durante y después de la crisis provocada por el COVID-19.

Tubos Domínguez nació en 1963: "Lo fundó Juan Domínguez, mi abuelo, como socio único", nos empieza relatando Marta Domínguez que hoy dirige , junto a su hermana Esther Domínguez, este almacén mayorista de distribución de material de calefacción, fontanería, ventilación y aire acondicionado. Ellas son ya la tercera generación de una empresa familiar que hoy se enfrenta, como el resto del mundo, a una crisis sanitaria sin precedentes, provocada por el COVID-19.

La gestión de personas: un gran reto

"Desde el inicio de la crisis estamos trabajando en buscar ese equilibrio entre compaginar la actividad de la empresas y preservar la salud de todos. La gestión de esta pandemia, desde el punto de vista de la dirección de un negocio, supone un gran reto no sólo en el área económica sino, y especialmente, en la parte de gestión de las personas", confiesa Marta Domínguez que nos atiende amablemente por teléfono para contarnos cómo están viviendo este estado de alarma y su aportación, junto a muchas otras empresas del sector, para que el hospital de campaña de Ifema se convirtiese en una realidad.

Para ella, "en este contexto de miedo, incertidumbre económica y responsabilidad social, la gestión de las personas es el gran reto". En su compañía, cuando se declaró el estado de alarma, decidieron hacer dos turnos: la primeros quince días iría la mitad de la plantilla a trabajar de forma presencial, y la segunda quincena iría los que inicialmente se habían quedado en casa confinados. Más media docena de empleados que por la naturaleza de sus funciones podrían estar teletrabajando.

Fachada Exterior

Imagen de la fachada exterior de la empresa, ubicada en San Sebastián de los Reyes (Madrid)

Sin embargo, en medio de esta planificación, llegó el RD 10/2020: "Esos días tuvimos que mantener la actividad con servivios y horario reducido de 8:00 a 14:00 horas", aclara.  Y ha sido a partir del pasado lunes, tras finalizar su vigencia, cuando se han incorporado la mitad de la plantilla que los primero quince días del estado de alarma permanecían, siguiendo las indicaciones sanitarias, en sus hogares.

El hospital de campaña de Ifema contó con su solidaridad

"Todos necesitamos ayudar ahora mismo, y colaborar", confiesa Marta Domínguez. Lo cierto es que le cuesta hablar de la ayuda que prestaron al hospital de campaña de Ifema que hoy da cobijo a cientos de pacientes de coronavirus: "Ha sido una aportación modesta", insiste. "Un instalador de la parte de frío y conducciones nos contactó por redes sociales un domingo por la mañana para saber si podríamos  tener el material que necesitaban. Era urgente, así que fuimos rápidamente dos personas al almacén para prepararlo y meterlo en el camión".

Por la tarde de ese mismo domingo, estaba todo listo: 170 metros de tubo de cobre, 219 piezas de accesorio variado de cobre, 100 piezas variadas de accesorios de latón, 280 abrazaderas, 105 metros de tubo de presión, 774 piezas de accesorio de presión y varios botes de pegamento y limpiador.

ifema material ok

 Imagen de parte del material que enviaron al recinto ferial madrileño, convertido en hospital

Cabe mencionar que Tubos Domínguez, posteriormente, también ha realizado entregas al mismo cliente de materiales urgentes para el mantenimiento del Hospital Clínico San Carlos y Hospital Universitario La Paz, ambos ubicados en la Comunidad de Madrid.

Acciones como éstas "nos recuerdan y refuerzan nuestros valores". De hecho, en Tuberías Domínguez han creado un chat en WhatsApp con todos los trabajadores para informar sobre todo lo que ocurre con respecto al COVID-19 durante estos días, entre ello, todas estas acciones solidarias. "Es importante crear equipo desde los diferentes ámbitos que dan forma a nuestra compañía", reflexiona la directora general de la empresa. 

Una mirada a la distribución del antes y del ahora

Cuando le preguntamos a Marta Domínguez por cómo ve ella que ha cambiado el panorama distribuidor en tan poco tiempo nos explica que "antes de la crisis llevábamos unos meses viviendo una competitividad muy voraz, con bajadas importantes de márgenes, un periodo de contracción de riesgos crediticios por parte de las compañías aseguradoras y la preocupación por el gran avance de cadenas verticales y grandes superficies".

"Con la inesperada pandemia veo un paréntesis que ha humanizado en muchos casos las relaciones interpersonales, una cierta colaboración entre empresas competidoras, un empuje importante desde las asociaciones sectoriales y grupos de compras, y una puesta a punto considerable en materia de trabajo online y nuevas tecnologías de comunicación a las que muchos de nosotros no estábamos habituados", nos sigue explicando.

Sala formacion TD i

Aula de formación que Tubos Domínguez tiene en sus instalaciones

¿Y en cuanto al futuro? "La situación postcrisis es algo que a día de hoy nos ocupa en muchos foros y que no conseguimos ver con claridad, las previsiones han evolucionado poco a poco en estas semanas a escenarios más pesimistas, pero claramente podría decir que las palabras que priman en estos momentos son preocupación e incertidumbre". Algunas de sus preocupaciones son "un posible repunte de impagados, una demanda contraída en el corto y medio plazo, una mayor voracidad de precios y la desaparición de tejido productivo".

No obstante, nuestra interlocutora quiere ser positiva: "Quiero pensar que esta situación dará un impulso importante al comercio online en nuestro sector, la forma de trabajar será algo diferente y aprovecharemos más las nuevas tecnologías. Además, se exigirá que las empresas actuemos de forma más responsable, tanto en los productos que ofrecemos como en las prácticas que empleemos para desarrollar nuestra misión".

¡Gracias: #SomosEsenciales!

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados