Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Distribución
  4. ¿En qué punto se encuentra el sector de la distribución?

Informe

¿En qué punto se encuentra el sector de la distribución?

Algunos de los protagonistas del sector comparan los últimos nueve meses a la sensación de estar en una montaña rusa: con subidas y bajadas a gran velocidad, sin visibilidad para anticiparse al siguiente tramo y con la inseguridad constante que ocasiona el no saber cuándo se detendrá.

Este duodécimo mes del año está despertando sentimientos encontramos en el escenario de la distribución de calefacción, climatización y ACS.

Por un lado, la mayoría de las empresas tienen el buen sabor de boca que les ha dejado una campaña de aire acondicionado que, pese a sus primeros presagios, ha sido mucho mejor de lo esperado: “Nuestra visión al principio de la pandemia era muy catastrofista, ya que al final hemos tenido un verano muy bueno”, señala David Juan Navarrete, gerente de Jujuju Aquacenter y actual presidente de AMASCAL.

“Después del parón forzoso sufrido durante el confinamiento, los meses de mayo a agosto han sido francamente positivos, con incrementos importantes en las ventas. En parte por el trabajo no realizado y acumulado durante marzo y abril, y también por la decisión de muchas familias de reformar sus hogares o mejorar el confort tras los meses de confinamiento y, por lo tanto, de uso intensivo”, nos cuenta Juan José Ayora, gerente de Grupo aValco.

En esta misma línea, el responsable de Comunicación de Tuclima, Anthony García, detalla que “al inicio de la pandemia había un clima de incertidumbre porque no sabíamos cómo iba a responder el sector de las reformas e instalaciones. Esto se tradujo en un descenso de las ventas en la empresa”.

“Pero -sigue explicando- cuando llegaron las ayudas y el levantamiento de restricciones para este sector, notamos que la actividad volvió a la normalidad, incluso mejor de lo que se esperaba dadas las circunstancias”.

Unos resultados que han venido de la mano de una de las palabras más escuchadas en los últimos tiempos: incertidumbre. Eso supone, por definición, falta de seguridad, confianza y certeza.

Incertidumbre: algunas de sus consecuencias

“Han sido meses de muchísima incertidumbre como principal característica, ya que nos hemos visto obligados a adaptarnos a una situación impredecible y sujeta a factores ajenos a nuestro control directo”, expone Marta Domínguez, directora general de Tubos Domínguez.

“Los últimos meses han sido convulsos”, apunta María Escoda, responsable de Comunicación de Salvador Escoda que matiza: “aunque también han sido enriquecedores, ya que la crisis sanitaria nos ha obligado a reinventarnos para adaptarnos a la situación y centrarnos en lo más importante: dar servicio a los instaladores por su labor esencial”.

Asimismo, “esta situación nos ha llevado a realizar una gestión de los riesgos y cobros más exhaustiva de lo habitual, a flexibilizar nuestros procedimientos internos y a aligerar en la medida de lo posible nuestra estructura en los casos de pérdida importante de volumen de negocios”, agrega Domínguez.

Y es, en este último punto, en el que las empresas de distribución no ocultan su preocupación por el otro lado de la moneda: la morosidad, la bajada continua y generalizada de los riesgos crediticios por parte de las compañías aseguradoras, la evolución de la demanda y, por supuesto, la de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Morosidad y préstamos

“La morosidad nos ha preocupado muchísimo viendo lo que se avecinaba. En un principio, muchos clientes nos solicitaron ampliar los vencimientos de las facturas vencidas para poder hacerse cargo de toda la deuda. Igualmente, los distribuidores intentamos negociar con los proveedores aplazar pagos”, expone Navarrete.

¿Qué es lo que más te preocupa de cara al 2021?

Desde Tuclima también piensan que, en este sentido, “hubo un ambiente de entendimiento y empatía entre fabricantes y distribuidores por la pandemia. Y esa flexibilidad mutua nos permitió avanzar en nuestras operaciones, sabiendo que ésta es una situación de la que tenemos que salir todos juntos”.

En el mejor de lo casos, el gerente de Grupo aValco, nos dice que “nuestros socios (que son más de seis decenas) no han percibido en el mercado problemas de cobro más allá de los habituales. En algunas zonas incluso hemos detectado un mejor comportamiento de los pagos, quizá por la liquidez disponible en las empresas en virtud de las ayudas estatales”.

Puedes leer ver el resto de la entrevista en el número 2 de 'Cuadernos de Climatización y Confort'. También se puede leer en el ordenador, o descargar en el smartphone o tablet, pulsando en este enlace.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados