Inicio / Noticias / Fontanería / Pierde en Champions y se retira para dedicarse a la fontanería
Larissa Crummer deja el fútbol para dedicarse a la fontanería.
Larissa Crummer, despidiéndose de la afición, en el partido de Champions League.

Pierde en Champions y se retira para dedicarse a la fontanería

Por Covadonga Del NeroResponsable de contenidos del área de Climatización y Confort
Después de que su equipo cayera en cuartos frente a un Barça muy superior, la futbolista Larissa Crummer anunció que colgaba las botas para desempeñar su labor como fontanera.

Larissa Crummer no guarda en su memoria apenas recuerdos de alguna época en la que no tuviera un balón en los pies. Y como muestra, con apenas catorce años llegó su primera convocatoria con la selección australiana sub-20. Catorce años después y tras perder en los cuartos de final de la Champions League con su equipo, el Brann, Crummer ha decidido dar un giro de 180 grados a su vida y colgar las botas para dedicarse a la fontanería.

La futbolista ‘aussie’ abandonaba su isla para embarcarse, hace un año, en la aventura de jugar en Europa, tras fichar por el Brann, equipo noruego que ahora la despide como parte de su familia. Entonces, la futbolista “sabía poco sobre lo que podía esperar de Bergen y Brann, aparte de mucha lluvia”.

Ahora, un año después y, tras participar en la competición más importante del mundo, la Champions League, dijo adiós, la pasada semana, tras perder contra el vigente campeón, el Barça de la actual balón de oro, Aitana Bonmatí. El Brann perdió por tres goles a uno, en una derrota a domicilio, en un estadio Johan Cruyff que coreó el nombre de la jugadora australiana tras el pitido final de la árbitra.

Rumbo a Australia para ejercer de fontanera

Y tras romper tabúes como futbolista, se vuelve a su país, a Australia, para dedicarse a otro de esos oficios masculinizados históricamente, el de la fontanería. Retomar su trabajo como fontanera alejará a Larissa Crummer de los terrenos de juego, quien agradeció “el enorme y único apoyo” que la afición del Brann, y el equipo, le han brindado.

“Te convertiste en mi hogar lejos de casa; este club siempre tendrá un lugar especial en mi corazón”, escribió la jugadora profesional en sus redes sociales. Y explicó los motivos de su decisión. Si hasta ahora, en sus palabras, “he tenido muchos altibajos en mi carrera, pero lo bueno siempre pesaba lo malo”; ha llegado el momento, prosigue, “de devolverle a mi familia que lo ha dado todo por mí“.

Y concluye con el famoso dicho popular: “Cuando una puerta se cierra otra se abre”.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

Scroll al inicio