Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Instaladores
  4. Climatización de las aulas, nicho para el sector y desafío para la administración
Los sistemas por zonas, con unidades de tratamiento del Aire o UTAS, son una posible solución al actual reto de la calidad del aire y la climatización en colegios.
Los sistemas por zonas, con unidades de tratamiento del Aire o UTAS, son una posible solución al actual reto de la calidad del aire y la climatización en colegios.

Climatización de las aulas, nicho para el sector y desafío para la administración

Sodeca se ha unido a las voces que advierten que la temperatura, la humedad y la contaminación de las aulas es un problema aún sin resolver en la mayoría de los centros educativos de España.

España ha vuelto a suspender este mes de junio en climatización y ventilación de aulas. Ni con frío ni con calor se ha sabido hacer frente desde las instituciones responsables a este desafío que afecta millones de escolares a lo largo de territorio.

Solucionar este reto supone un desafío para la Administración y para las instituciones privadas que las gestionan, que tendrían que hacer una considerable inversión. La otra cara de la moneda, es la oportunidad que esta situación abre para los instaladores, que pueden encontrar en esta necesidad un nuevo nicho de mercado y de empleo.   

 Asociaciones como FEDECAI, AFEC y Atecyr ya han llamado la atención sobre esta necesidad, e, incluso, le han dedicado a la calidad del aire interior en las aulas uno de los bloques del programa del próximo III Congreso Internacional CAI, junto a cantros sanitarios y hospitales. 

Es una cuestión de salubridad, máxime cuando se refiere a una parte de la población que por su edad aún no ha terminado de desarrollar sus pulmones. La ola de calor de la semana pasada en casi toda España, justo a final de curso, y las imágenes de escolares en invierno a primera hora de la mañana en las ciudades más frías de España con las ventanas abiertas no necesitan de informes o cifras. 

El sector y los expertos coinciden en la urgencia de actualizar los centros educativos tanto con medidas de ventilación que mejoren la calidad del aire de sus espacios interiores para prever las propagación de virus, bacterias y contaminantes, como de climatización para evitar problemas de salud derivados de la exposición de los alumnos a temperaturas demasiado altas o excesivamente bajas.   

Sodeca se ha unido a las voces que advierten que la temperatura, la humedad y la contaminación de las aulas es un problema aún sin resolver en la mayoría de los centros educativos de España.

La compañía recuerda que, durante la primera vuelta a las escuelas tras el inicio de la pandemia, en septiembre de 2020, el Ministerio de Sanidad español declaró la ventilación natural como opción preferente para hacer frente a la pandemia. El objetivo era renovar constantemente el aire en el interior de los edificios, sustituyendo el aire contaminado por aire fresco del interior, añade.

"En aquel momento se obvió que, sobre todo en los grandes núcleos de población urbanos, el aire exterior puede estar igual o más contaminado que el presente en ambientes interiores -advierte-. El contacto diario con estos contaminantes puede provocar severas afecciones respiratorias, cefaleas e, incluso, mermar el desarrollo pulmonar y cognitivo de los niños. Además de estos problemas, la apertura de ventanas con el objetivo de ventilar tuvo un impacto muy severo en la eficiencia energética de los edificios y en el confort térmico de los niños y profesores".

Los colegios son, desde el punto de vista de la climatización y la ventilación, escenarios complicados. Son espacios con una concentración elevada de personas, en muchas ocasiones con una actividad metabólica media o alta, explican desde Sodeca. 

"Esto significa que estos espacios interiores suelen tener un elevado calor latente, inherente a las condiciones ambientales. En otras palabras, los colegios son un foco de calor por si mismos", apostillan. Si a esto le sumamos una ola de calor como la que ha azotado a nuestro país, las necesidades de ventilación y climatización se disparan.

Para la compañía, una de las opciones que mejores resultados puede ofrecer es el diseño de los denominados sistemas por zonas, utilizando las denominadas Unidades de tratamiento del Aire o UTAS. Estos equipos permiten dar una solución completa de tratamiento del aire y climatización para determinadas zonas de un edificio, agrupadas por proximidad y características comunes.

 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados