Inicio / Noticias / Instaladores / Principales claves para el instalador sobre los plazos de garantía de sus trabajos
Los plazos de garantía de los trabajos de los instaladores dependen de sí el destinatario de la instalación es o no el consumidor final.
Los plazos de garantía de los trabajos de los instaladores dependen de sí el destinatario de la instalación es o no el consumidor final.

Principales claves para el instalador sobre los plazos de garantía de sus trabajos

CNI ha publicado un documento en el que repasa los plazos de garantía de los trabajos de un instalador, que varían en función de si el destinatario es o no un consumidor final. El objetivo es responder a la pregunta de durante cuánto tiempo responde un profesional frente a algún defecto en la ejecución de sus trabajos.

CNI ha publicado un documento en el que repasa cuáles son las principales claves de los plazos de garantía en los trabajos de un instalador profesional. De esta manera, intenta dar respuesta a la pregunta de durante cuánto tiempo responde un instalador frente a algún defecto en la ejecución. Las principales casuísticas a tener en cuenta son los siguientes: 

• El destinatario no es el consumidor final 

Cuando el destinatario de la instalación no es el consumidor final o usuario (caso habitual cuando la empresa instaladora trabaja para una constructora), no existe un plazo de garantía legal en relación con la realización de instalaciones, salvo que el propio profesional lo haya ofrecido voluntariamente. 

En estos casos, de manera habitual las compañías instaladoras establecen un plazo de garantía voluntario como atención comercial en el contrato de obra. Es por ello que el profesional se verá obligado por la fecha voluntariamente pactada. 

No obstante, desde CNI destacan que si se trata de vicios o defectos graves de la instalación debidos a una mala ejecución de los trabajos que impedirían un correcto funcionamiento de los equipos, el plazo con el que contaría el cliente final para reclamar a la empresa instaladora la correcta ejecución de los trabajos es de cinco años, según se establece en el Código Civil

• El destinatario sí es el consumidor final 

En este caso, se considera “consumidor y usuario” cualquier persona física o jurídica que actúe en un ámbito ajeno a una actividad empresarial o profesional. Sin embargo, es importante diferenciar si la instalación viene acompañada del suministro de material o no

En el caso de que la instalación viniera acompañada de suministro de material por parte del instalador, se establece un plazo de garantía de tres años, según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios

En cambio, cuando el instalador no suministra material, el Código Civil establece un periodo de seis meses de garantía

• Reparaciones de los SAT 

En cuanto a las reparaciones de los servicios de asistencia técnica, desde CNI recuerdan que cuando el producto ya no está en garantía, estas reparaciones tendrán una garantía de tres meses desde el momento de la entrega del equipo según la fecha de factura. 

Si el equipo está todavía cubierto por la garantía de compra y fuera necesario realizar alguna reparación sobre él, ésta tendría una garantía de seis meses sobre la reparación realizada. 

Por último, subrayan que “cualquier garantía se inhabilita cuando el producto lo manipula una persona o empresa no habilitada para ello“. 

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba