Inicio / Noticias / Proveedores / Incertidumbre entre los fabricantes por el reglamento del impuesto de gases fluorados: “Es difícil decidir qué medida adoptar en tan corto plazo”
La aprobación del nuevo reglamento de gases fluorados ha provocado una gran incertidumbre especialmente entre los fabricantes.
La aprobación del nuevo reglamento de gases fluorados ha provocado una gran incertidumbre especialmente entre los fabricantes.

Incertidumbre entre los fabricantes por el reglamento del impuesto de gases fluorados: “Es difícil decidir qué medida adoptar en tan corto plazo”

Los fabricantes se han encontrado por sorpresa con la obligatoriedad de consignar en sus facturas a partir de este jueves la clase de gas fluorado, la cantidad y el impuesto, lo que ha generado malestar por el escaso margen de tiempo para aplicarlo y un gran número de dudas sobre cómo adaptar de un día para otro el sistema de facturación al nuevo requerimiento.

La publicación en el BOE del nuevo Reglamento del Impuesto sobre los Gases Fluorados ha generado una gran incertidumbre en toda la cadena de valor del sector, especialmente entre los fabricantes. La repentina entrada en vigor de las nuevas obligaciones en la emisión de las facturas obliga a las compañías proveedoras a tener que adaptar en tiempo récord su sistema de facturación, a la vez que añade más dudas entre las empresas, a las que ya tienen derivadas de la ley del impuesto.

Los fabricantes de equipos de climatización se encontraron este miércoles, por sorpresa, con la obligatoriedad de consignar en la factura o en un certificado la clase de gas fluorado y la cantidad del mismo, además del impuesto satisfecho por dichos gases. Esta imposición, que aparecía originalmente en el primer borrador de la ley, se eliminó posteriormente sin consultar al sector en la ley finalmente aprobada, y ahora ha vuelto a aparecer en el reglamento final, para asombro de las asociaciones.

Un cambio repentino y por sorpresa 

“Nos hemos encontrado este cambio en el procedimiento de facturación totalmente por sorpresa y supone todo lo contrario a lo que la Administración Pública nos había trasladado anteriormente“, explica a este medio la directora de AFEC, Marta San Román, que el miércoles recibió un aluvión de llamadas de empresas que le preguntaban cómo debían proceder a partir de ahora. 

La preocupación se explica sobre todo por el nulo margen de tiempo que la Administración ha dejado para implementar un reglamento que se publicó el miércoles y entró en vigor un día después. “Las empresas no tienen tiempo de gestionar todo esto y menos aún si se trata de fabricantes que facturan una gran cantidad de líneas al día y que gestionan muchas referencias de producto”, señala San Román. 

Algunas de las nuevas obligaciones en las facturas suponen duplicar el trabajo para los fabricantes porque la cantidad de gas ya aparece en la etiqueta del equipo. “A partir de ahora tendrán que multiplicar por tres la información en la factura, cuando dos son datos redundantes“, destaca la directora de AFEC. 

Ambigüedad en la propuesta 

El segundo de los contratiempos con los que se han encontrado los fabricantes y que aumenta aún más la incertidumbre se refiere a que la información requerida sobre el impuesto puede consignarse en factura o alternativamente en un certificado, pero no se especifica en qué consiste el certificado, si debe ser individual, si puede ser genérico, qué debe incluir, etc.

“El cambio en la redacción del reglamento, con respecto a la redacción del borrador, ha generado aún más incertidumbre en el sector, y es difícil para cada uno de los fabricantes, con sus peculiaridades de negocio, tomar una decisión sobre cómo adaptarse lo más rápidamente posible”, asegura Marta San Román. Desde su asociación, ya han levantado el teléfono para realizar varias llamadas a la Agencia Tributaria y han solicitado una reunión urgente para aclarar las dudas, así como para pedir tiempo de adaptación, y demandar que no se inicien inspecciones por parte de Hacienda de forma inminente.

Desde AFEC, ante lo que consideran que podría haber sido una “actuación quizás poco coordinada entre diferentes secciones de la Administración”, aseguran que los fabricantes “harán, como siempre han hecho, todo lo que esté de su mano para ajustarse a las nuevas exigencias”, y continuarán coordinando internamente la información disponible por parte de la Administración para valorar la mejor manera de sortear esta difícil situación.

¿Cómo te vas a adaptar a la nueva normativa de gases fluorados?

Encuesta finalizada

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba