Inicio / Noticias / Proveedores / “La instalación de equipos de climatización conectada en obra nueva sigue siendo baja”
Joan Carles Rubio es director general de Delta Dore España. Foto: Delta Dore.
Joan Carles Rubio es director general de Delta Dore España. Foto: Delta Dore.

“La instalación de equipos de climatización conectada en obra nueva sigue siendo baja”

Joan Carles Rubio, director general de Delta Dore, analiza en esta entrevista el mercado de la climatización conectada y reconoce que la adopción de este tipo de equipos en obra nueva "sigue siendo baja". No obstante, sus previsiones de crecimiento son positivas debido a la fuerza que tienen estos equipos en renovación y la aportación del ahorro energético a los productos conectados.

Joan Carles Rubio, director general de Delta Dore España, analiza en esta entrevista el mercado de la climatización conectada. Con él charlamos sobre los productos más demandados, la formación de los instaladores para incorporar estas soluciones, las previsiones de futuro o el confort que proporcionan estos equipos a los usuarios.

Aunque reconoce que la adopción de este tipo de soluciones en obra nueva “sigue siendo baja“, sus previsiones de crecimiento anuales para los próximos años son positivas y superan los dos dígitos, debido sobre todo al volumen de soluciones conectadas en renovación y a la aportación del ahorro energético a los productos conectados, lo que está “empujando” las ventas. 

¿Qué ventajas supone para el confort de los usuarios la incorporación de la conectividad a los equipos de climatización?

Un termostato conectado no solo ayuda a reducir el consumo de los hogares, sino que es un elemento que contribuye también a mejorar el confort de las familias. La conectividad ofrece la posibilidad de gestionar la temperatura desde un smartphone o una tablet, facilitando la interfaz de programación, lo que permite incluir tutoriales, consejos, utilidades para crear rutinas…

Gracias a ello, los usuarios pueden programar el funcionamiento de su calefacción, haciendo que se adapte a sus ritmos, tanto entre semana como en fin de semana. Así, por ejemplo, pueden definir que la calefacción se encienda de lunes a viernes a las 7 de la mañana para tener la vivienda a la temperatura adecuada cuando se levanten, que automáticamente pase a temperatura de ausencia cuando se van a trabajar y recupere la temperatura de confort media hora antes de llegar a casa.

¿Están los instaladores suficientemente preparados para introducir estas mejoras de conectividad en los equipos?

Es cierto que hay un colectivo que ve los sistemas conectados como un inconveniente y no confían en ellos, piensan que les pueden causar más problemas que beneficios, aunque se va reduciendo poco a poco. 

Sin embargo, es labor de los fabricantes facilitar las herramientas para que puedan incorporarlo a su oferta de una forma natural. Nosotros, por ejemplo, hemos integrado códigos QR en los nuevos termostatos para tener un acceso rápido a todas las informaciones de instalación y uso. De hecho, la aplicación Tydom incluye un tutorial paso a paso que guía a los instaladores durante el proceso de asociación de los termostatos con la pasarela.

Además, estamos trabajando para desarrollar herramientas de formación. Tenemos un equipo de formación interno para capacitar a los instaladores en toda la gama de soluciones conectadas, realizando sesiones tanto presenciales como online para facilitar al máximo la asistencia a estos cursos. 

¿Cuáles son las soluciones más demandadas en el mercado de la climatización conectada?

Lo más demandado últimamente son productos capaces de aprender con el uso y que propongan estrategias de ahorro basadas en ello. Además, otra de las grandes peticiones es mejorar la compatibilidad entre los productos del hogar. En nuestro caso, por ejemplo, al gestionar iluminación, aperturas, seguridad y clima desde una única aplicación, podemos crear rutinas y escenarios que potencian el confort y el ahorro.

En cifras, ¿en cuánto ha crecido el mercado de la climatización conectada en los últimos años?

Estamos viendo una diferencia en cuanto a las ventas y adopción de los termostatos conectados. En obra nueva, por ejemplo, la mayoría de los sistemas instalados no tienen posibilidad de conexión, ya que se busca una solución económica dejando en tercer lugar la conectividad. 

Aunque existen soluciones que incorporan la capacidad de ser conectadas con productos inalámbricos que se comunican con la pasarela domótica para transformar los termostatos no conectados en conectados, seguimos viendo que la adopción de estos productos en obra nueva sigue siendo baja. 

No obstante, cuando hablamos de renovación o cambio de termostato existente por uno nuevo, sí hay un gran volumen de soluciones conectadas. 

En cuanto a las previsiones de futuro. ¿En cuánto puede incrementarse la demanda de este tipo de soluciones en los próximos años? 

Prevemos incrementos anuales de dos dígitos en los próximos años, empujados por dos factores clave, por una parte, la estandarización y adopción de estas soluciones, tanto en obra nueva como en rehabilitación; y por otro lado, la aportación al ahorro energético asociado a los productos conectados, que están empujando actualmente las ventas. 

Muchos usuarios han entendido que cuando se dota de inteligencia y conectividad un termostato pueden ahorrar energía, lo que les motiva a cambiar el que tienen instalado por uno conectado. 

Como instalador, ¿has notado un aumento en la demanda de este tipo de equipos últimamente?

Encuesta finalizada

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba