Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Cómo reducir el consumo de refrigeración de un hogar en un 52 %

Cómo reducir el consumo de refrigeración de un hogar en un 52 %

Ahorrar en este porcentaje en la factura eléctrica, sumado a una disminución del 38 % en la calefacción, es uno de los datos favorables que arroja un estudio realizado por el Laboratorio de Control de Calidad en la Edificación del Gobierno Vasco. Éste, bautizado como 'Confort térmico y riesgo de sobrecalentamiento en viviendas plurifamiliares EECN', toma como referencia un edificio mejorado con criterios Passivhaus.

El Laboratorio de Control de Calidad en la Edificación del Gobierno Vasco acaba de presentar el estudio 'Confort térmico y riesgo de sobrecalentamiento en viviendas plurifamiliares EECN –Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo': " Tenemos que empezar a cambiar de mentalidad, ya que estamos empezando a consumir más energía en verano que en invierno", comenzaba explicando Juan María Hidalgo, autor del estudio y experto del Área Térmica del Laboratorio vasco.

Este informe, de naturaleza técnica, y promovido por Knauf, Knauf Insulation, Zehnder y Griesser, analiza el comportamiento de los edificios de consumo de energía casi nulo frente al cambio climático; y arroja conclusiones como que "un edificio mejorado con criterios Passivhaus puede reducir la factura eléctrica de un hogar hasta en un 52 % en refrigeración y en un 38 % en calefacción, frente a otros diseñados con el CTE de 2020".

Datos importantes si tenemos en cuenta que, dadas las actuales condiciones climáticas, cada vez necesitaremos más sistemas de refrigeración en los hogares de nuestro país.

El estudio: en qué ha consistido

El mencionado estudio compara, mediante una simulación dinámica, las condiciones interiores de las viviendas en un mismo bloque construido en Madrid en 2014. Concretamente, el Laboratorio ha realizado una batería de doce simulaciones anuales con el objetivo de combatir el riesgo de sobrecalentamiento de las viviendas causado por el cambio climático, y evitar de esta manera el uso excesivo de medidas activas (refrigeración y calefacción).

"Se ha elegido Madrid por presentar un clima dual con alta demanda de frío y calor, planteado en dos escenarios: el de un edificio EECN con condiciones de diseño del Código Técnico de Edificación y otro mejorado con criterios del estándar Passivhaus (buen aislamiento en fachada, control solar dinámico y ventilación de alta eficiencia)", especifica Hidalgo.

La última actualización de este estudio se ha realizado en base a la modificación del Código Técnico de la Edificación que el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de diciembre. "El nuevo CTE, comparado con el borrador del 2018 con el que se hizo el estudio, ha sufrido pequeños cambios que no afectan a los resultados", constatan desde el Laboratorio.

Conclusiones destacadas

Entre las conclusiones más destacadas de 'Confort térmico y riesgo de sobrecalentamiento en viviendas plurifamiliares EECN', sus autores han destacado las siguientes, como aquellas que se ponen de manifiesto en el edifcio mejorado con criterios Passivhaus:

  • Ahorro energético (calefacción y refrigeración): reducción del 38 % de calefacción; reducción de más del 50 % de refrigeración (ahorro en consumo y menor potencia instalada); y reducción entre un 20 % y un 40 % de la potencia instalada.
  • Beneficios con gestión del sol y ventilación con recuperación de calor: temperaturas interiores más frescas promedio del 1-2°C menos (hasta 4-5 °C menos al mediodía); mejor protección solar y ventilación evitan el sobrecalentamiento; mayor confort en primavera y otoño (el control solar dinámico regula mejor las ganancias solares); menor uso del aire acondicionado (solo en las semanas más cálidas).
  • Más confort: en todos los casos mejora el confort, existiendo entre un 40-96 % menos horas de disconfort.

En palabras de Oscar del Rio, director general de Knauf Insulation Iberia, "también el estudio permite observar cómo la temperatura en el interior de la vivienda de un edificio con criterios Passivhaus se mantiene constante a lo largo del año y en los meses de verano apenas pasa de los 25 °C de manera puntual. Mientras, en el edificio diseñado en base al CTE, la temperatura fluctúa durante todo el año y casi llega a los 30 °C en la temporada estival".

Un estudio que seguirá evolucionando con las nuevas tecnologías en refrigeración y calefacción, así como las vinculadas con la ventilación, calidad del airea interior y rehabilitación de la vivienda, sin perder de vista, como ha señalado Hidalgo, que "el futuro va a ser más cálido y ahí el diseño de edificios es clave".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados