Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto

Nortegas anticipará los pagos a sus proveedores durante el estado de alarma

La distribuidora de gas y GLP a empresas y hogares muestra así su compromiso con el tejido económico y empresarial de las zonas geográficas en las que tiene presencia (Asturias, Cantabria y País Vasco), ayudando a mitigar el impacto económico del COVID-19. En total son 629 proveedores.

Nortegas acaba de anunciar que adelantará los plazos de pago establecidos con sus proveedores durante el transcurso del estado de alarma. La distribuidora de gas natural a empresas y hogares ha tomado esta decisión extraordinaria por la que, tal y como especifica, " nuestra compañía abonará las facturas de forma anticipada a 629 proveedores, sin necesidad de esperar a la fecha vencimiento pactada para realizar el pago".

"El objetivo es mitigar los efectos que las medidas de confinamiento y reducción de actividad aplicadas en esta situación de excepcionalidad están causando en todas aquellas empresas, pymes y autónomos con los que trabajamos diariamente todo el año", ha detallado Javier Contreras, consejero delegado de Nortegas.

Asimismo, y en esta lucha contra el coronavirus, esta compañía, que opera en las comunidades autónomas de Asturias, Cantabria y País Vasco, ha creado un Comité de Coordinación que centra su actividad, y plan de acción contra el COVID-19, en tres áreas fundamentales: 1) garantía de suministro de gas, 2) medidas preventivas y de seguridad de sus empleados, proveedores y clientes; y 3) aliviar el impacto económico y empresarial.

Garantizar el suministro de gas

Desde que se iniciara el estado de alarmar, el pasado 14 de marzo, Nortegas sigue garantizando la continuidad del suministro de manera eficaz y segura: "El equipo de emergencia de la distribuidora continúa realizando una monitorización diaria de todas las instalaciones y atendiendo de forma ininterrumpida cualquier aviso para activar, en caso de que sea necesario, los protocolos diseñados para responder a los diferentes tipos de incidendias", explica.

En este sentido, la compañía añade que "desde la recepción del aviso, los equipos de intervención están preparados para llegar al lugar de la incidencia en menos de 30 minutos y solventarla a la mayor brevedad posible".

Nortegas recuerda que esto es vital ya que "muchos de sus clientes se encuentran en la primera línea de gestión de esta situación de emergencia como ocurre con centros sanitarios, centros de mayores, o administraciones, entre otros".

Seguridad con su equipo humano

"Una de las principales gestiones que estamos desarrollando se concentra en garantizar también los máximos niveles de seguridad, salud y prevención para nuestro empleados, contratistas y clientes", adelanta Nortegas que desde que comenzara esta crisis provocada por el coronavirus está aplicando protocolos de actuación para todas las operaciones en campo, suspendiendo o posponiendo aquellas que requieren la presencia de empleados o contratistas en las viviendas o instalaciones de los clientes, como es el caso de determinadas actuaciones en inspecciones periódicas o lectura de contadores.

De hecho la firma recuerda que "adicionalmente, y según lo dispuesto en la normativa aplicable tras la entrada en vigor del estado de alarma, las operaciones de cortes por impago han sido suspendidas".

Por otro lado, todos los empleados que así pueden hacerlo por la naturaleza de su actividad, se encuentran trabajando en remoto con total normalidad.

Mitigar el impacto empresarial

La firma también quiere, dentro de sus posibilidades, ayudar a minimizar el inevitable impacto económico que esta crisis sanitaria producirá en País Vasco, Cantabria y Asturias (donde desarrolla su actividad), con iniciativas como la del adelanto de sus pagos.

No obstante, y con este fin -tal y como ha señalado-, "seguimos trabajando para diseñar medidas de apoyo a nuestros proveedores, contratistas e instaladores, para mitigar los impactos de la suspensión de actividades, asegurar la pronta recuperación del ritmo de operaciones una vez derogado el estado de alarma y mantener, en lo posible, la integridad del tejido económico y productivo en sus áreas de influencia".

Escribir un comentario

Enlaces patrocinados