Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Sanidad prohíbe a última hora cualquier obra o reforma en edificios o viviendas

Sanidad prohíbe a última hora cualquier obra o reforma en edificios o viviendas

El ministerio ha aprobado una orden ministerial, publicada ayer, domingo 12 de abril, en el Boletín Oficial del Estado. Ésta señala que este lunes, 13 de abril, no podrán volver al trabajo todos aquellos operarios que estuvieran realizando obras en edificios o viviendas existentes en las que pueda haber personas no relacionadas con la actividad de ejecución de dicha obra. Salvo las de "carácter urgente".

Pese a que todo apuntaba a que la construcción, junto a la industria, eran los sectores que este lunes, 13 de abril (en algunas comunidades autónomas, debido a que hoy es festivo, mañana, 14 de abril) recuperaban su actividad, el Ministerio de Sanidad ha limitado la vuelta de los trabajadores de las obras a última hora. En concreto, lo hacía ayer, domingo, a través de una nueva orden ministerial, ya publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Se trata de la Orden SND/340/2020, de 12 de abril, por la que se suspenden determinadas actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el COVID-19 para personas no relacionadas con dicha actividad. 

El Ejecutivo justifica dicha suspensión en el hecho de "evitar el riesgo de propagación y contagios del COVID-19 en un contexto de necesaria prudencia".

¿Qué dice la nueva orden?

La Orden SND/340/2020 afirma que esta nueva limitación para la actividad "alcanza a toda clase de obra que suponga la intervención en un edificio ya existente, independientemente de su alcance, así como la circulación de sus trabajadores o materiales, que no sea posible independizar por completo de los espacios en los que se encuentren, temporal o permanentemente, aquellas otras personas".

Tal y como se argumenta desde la cartera dirigida por Salvador Illa, "en este contexto, la concentración de personas en edificios en los que se están desarrollando determinadas obras de intervención en edificios existentes, en los que los trabajadores de la obra deben compartir determinados espacios comunes, con residentes u otros usuarios, implica un incremento del riesgo de contagio por COVID-19, resultando necesario, para garantizar la contención de la pandemia, proceder a suspender la ejecución de determinadas obras".

Esto supondría, por tanto, que las reformas en edificios y viviendas habitados quedan suspendidas, por el momento, salvo que se trate de "obras en las que no se produzca dicha interferencia y las obras a realizar puedan ser sectorizadas o separadas dentro del inmueble al que afecten". 

Eso sí, las que continúan con su actividad son aquellas obras cuya finalidad sea realizar reparaciones urgentes de instalaciones, averías o tareas de vigilancia en el propio inmueble.

Cabe mencionar que esta orden mantendrá su vigencia hasta la finalización del periodo de estado de alarma y sus prórrogas, o -tal y como señala el ministerio- "hasta que existan circunstancias que justifiquen la aprobación de una nueva orden que modifique los términos de la presente".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados