Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El alquiler de locales de negocios podrá ser aplazado durante el estado de alarma

COVID-19: Medidas urgentes

El alquiler de locales de negocios podrá ser aplazado durante el estado de alarma

Desde hoy, autónomos, profesionales y pymes cuya actividad económica se haya suspendido o se haya visto reducida drásticamente, tienen un mes de plazo para solicitar la concesión de esta moratoria Así lo ha aprobado este martes, 21 de abril, el Consejo de Ministros en un nuevo real decreto ley.

El Gobierno aprueba medidas extraordinarias para el pago de alquileres de locales de negocio. Así lo ha anunciado, tras el Consejo de Ministros, la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño: "Hoy hemos puesto en marcha los mecanismos para la renegociación y el aplazamiento de pagos de alquileres de locales de negocios".Ésta es una de la treintena de medidas que contempla el nuevo real decreto-ley (RD 15/2020) al que acaban de dar luz verde.

Calviño ha ampliado que dicha prórroga, que será para autónomos, profesionales y pymes cuya actividad económica se haya suspendido o se haya visto reducida drásticamente, se dirige, "en particular, a aquellos locales de alquiler que sean propiedad de grandes tenedores o de empresas públicas". En el caso de otro tipo de propietarios, "se facilita el uso de la fianza como mecanismo complementario de los acuerdos a los que puedan llegar los arrendatarios y los arrendadores", ha matizado.

Más de 220.000 inmuebles 

Según el Ejecutivo, más de 220.000 inmuebles alquilados de uso comercial, ocio, hostelería y turismo van a beneficiarse de las nuevas medidas: "El Real Decreto-ley de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo ofrece una respuesta generalizada que permite distribuir de manera equitativa el riesgo de la pandemia y del consiguiente estado de alarma entre arrendadores y arrendatarios, especialmente cuando los arrendadores tienen la naturaleza de grandes tenedores", argumentan desde el Ejecutivo.

Asimismo, tal y como detallan, en esta moratoria, que será de dos años, "se prevé la no ejecución de garantías de pago, tales como avales bancarios o seguros de impago de alquiler, entre otras".

El aplazamiento: ¿cómo funciona?

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha amplido la información hecha pública por Calviño en rueda de prensa, dando más detalles sobre esta moratoria en el pago de alquiler de locales de negocios que se han visto afectados por la crisis del coronavirus: "La persona física o jurídica arrendataria de un contrato de arrendamiento para uso distinto del de vivienda de conformidad con lo previsto en el artículo 3 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, o de industria, podrá solicitar de la persona arrendadora cuando esta sea una empresa o entidad pública de vivienda, o un gran tenedor, en el plazo de un mes desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley, la concesión de una moratoria en el pago de la renta arrendaticia".

Dicha moratoria se aplicará de manera automática y afectará al periodo de tiempo que dure el estado de alarma y sus prórrogas; "así como a las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, si aquel plazo fuera insuficiente en relación con el impacto provocado por el COVID-19", añade la normativa. Eso sí, tal y como advierte, "sin que puedan superarse, en ningún caso, los cuatro meses".

time 273857 1920

El pago de cuotas mensuales aplazadas no pueden ser más de cuatro. 

Además, dicha renta se aplazará, sin penalización ni devengar intereses, a partir de la siguiente mensualidad de renta arrendaticia, mediante el fraccionamiento de las cuotas en un plazo de dos años, que se contarán a partir del momento en el que se supere la situación aludida anteriormente, o -en palabras del Ejecutivo- "a partir de la finalización del plazo de los cuatro meses antes citado, y siempre dentro del plazo a lo largo del cual continúe la vigencia del contrato de arrendamiento o cualquiera de sus prórrogas".

Cabe aclarar que por "gran tenedor", el real decreto entienda la persona física o jurídica que sea titular de más de diez inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 metros cuadrados. 

Otros contratos de arrendamiento

En el caso de contratos de arrendamiento para uso distinto del de vivienda cuyo arrendador sea distinto a los definidos anteriormente, el Ejecutivo ha acorado que "el arrendatario podrá solicitar de la persona arrendadora, en el plazo de un mes, desde la entrada en vigor de este Real Decreto-ley el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta siempre que dicho aplazamiento o una rebaja de la renta no se hubiera acordado por ambas partes con carácter voluntario". Y, en este caso, se permite el uso de la fianza para que el arrendatario pueda afrontar el pago de la renta con más liquidez.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados