Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. CNI publica una guía técnica para los profesionales de la climatización

Pos COVID-19

CNI publica una guía técnica para los profesionales de la climatización

Con la reapertura de edificios y muchos locales como bares y tiendas, la Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores ha pedido al Gobierno que exija un certificado de seguridad de sus instalaciones térmicas, antes de su vuelta a la actividad. "Las exigencias de ventilación no se están tomando en serio y la calidad del ambiente no se cuida", lamenta. Los profesionales del sector serían los encargados de emitirlos.

La Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores (CNI) acaba de publicar una guía técnica, bautizada como "Climatización pos COVID-19", en la que recoge una serie de recomendaciones y consejos profesionales para la puesta a punto de las instalaciones de climatización de viviendas, edificios y pequeños locales que han comenzado a abrir sus puertas, tras el parón que ha supuesto, también para sus instalaciones térmicas, el estado de alarma.

A lo largo de dieciséis páginas, CNI deja claro que, el primer paso que debe dar el profesional es verificar el estado de la instalación: "Las instalaciones que hasta ahora han permanecido cerradas por el COVID-19 se vuelven a abrir. La actividad, si bien reducida, se restablece y multitud de instalaciones de climatización deben ponerse en marcha con las máximas garantías para los usuarios".

Eso sí, la Confederación apunta que "hay que tener precaución antes de seguir a ciegas un consejo y analizar bien el sistema de climatización completo, tanto el equipo como la instalación".

¿Ventilación y mantenimiento adecuados?

En la mencionada guía, CNI analiza qué hacer para que un sistema de climatización no sea ni un posible foco, ni un transmisor, y que además evite posibles contagios aéreos: "Lo primero es verificar si el local o edificio cumple con las exigencias mínimas reglamentarias; caudales y filtraciones de ventilación de aire nuevo adecuados y un plan de mantenimiento".

Juan Burgaleta, miembro del Comité Técnico de la Confederación añade que "para que los sistemas de climatización contribuyan realmente a reducir la concentración del virus SARS-CoV-2 en el aire interior, debe haber una buena aportación de aire exterior, es decir, que además de la climatización se asegura una buena ventilación de renovación".

En este sentido, CNI manifiesta su preocupación ante la ausencia de ventilación y mantenimiento adecuado en las instalaciones de climatización, sobre todo, en viviendas y locales pequeños: "Las exigencias de ventilación no se están tomando en serio y la calidad del ambiente no se cuida".

man 4749210 1920
Muchos edificios han estado cerrados, durante este estado de alarma, hasta el inicio de la desescalada.

"La normativa se incumple en este campo en una ratio muy superior al 70 % y eso debe cambiar. No habrá un incumplimiento más grande históricamente en el sector de la climatización, que la falta de aportación de aire exterior. Con frecuencia los ocupantes de un espacio climatizado respiran un aire removido que pasa por equipos sin ningún mantenimiento", subraya Javier Ponce, otro miembro del Comité Técnico de la entidad.

José Arboledas, asesor Técnico de CNI, equipara una instalación no legalizada a un coche sin seguro: "Inviertes en los mejores equipos para obtener las mejores prestaciones en tu vivienda, y luego quieres ahorrarte unos pocos euros en la legalización porque piensas que no te aporta nada. Pero lo que olvidan a menudo los usuarios es que el seguro no te cubre si no cumples la reglamentación".

Certificados, antes de abrir los locales

La expedición de certificados que aseguren que estos pequeños locales como bares o tiendas, o algunos edificios, cumplen los requisitos mínimos reglamentarios para garantizar la buena salud de sus ocupantes es la propuesta que CNI ha hecho llegar al Gobierno de España.

En concreto, la entidad ha remitido, tanto al Ministerio de Sanidad como al de Industria, Comercio y Turismo, sus observaciones a las recomendaciones que han publicado estos organismos sobre sistemas de climatización y ventilación, junto a la idea de este certificado para los locales con entrada de aire exterior filtrado, y mecanismos de recirculación del aire en las unidades de ventilación no activados.

"Pese a la obligatoriedad de introducir aire exterior filtrado en locales como bares y tiendas, desde el RITE del año 1998, la realidad es que muchos de ellos no tienen entrada de aire limpio del exterior con los filtros obligados y solo disponen de equipos de aire acondicionado que únicamente recirculan una y otra vez el aire", advierten.

Algo que se torna aún más importante, con la pandemia del COVID-19, y la necesaria verificación del cumplimiento de esta obligación para proteger mejor a los usuarios de posibles contagios.

Posteriormente: limpieza de equipos

La guía "Climatización Pos COVID-19" también señala que, tras atestiguar el buen estado de las instalaciones térmicas, es momento de asesorar al usuario final: "Los instaladores deben asesorar al cliente y dejar claro y patente que cualquier medida de limpieza o higienización debe ser realizada por personal profesional especializado", señala CNI.

De hecho, en el documento técnico, éstas se dividen en "actuaciones de choque " y las actuaciones continuadas".

Actuaciones de choque:

  • Limpieza manual o mecánica del sistema
  • Uso de peróxido de hidrógeno vaporizado o nebulizado
  • Uso de ozono

Actuaciones continuadas:

• Luz Ultra Violeta C (UV-C), fácil de instalar y muy efectiva.
• Fotocatalisis heterogenea (PCO), poco implantada, un plus a UV-C.
• Ionización Doble, poco implantada.
• Filtraciones, difícil de insertar en instalaciones existentes.
• Humedad ambiental, fácil de conseguir.
• Presurización de salas, posible con equipos a tal efecto.

Cabe mencionar que CNI hace especial mención al uso de ozono, siempre que no sea en presencia de personas, y lámparas UV-C en sistemas de climatización, como consecuencia de la "incertidumbre creada por la especial situación legal en la que se halla el ozono al no estar reconocido actualmente como producto biocida virucida en la Unión Europea", matiza.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados