Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Los costes laborales y el parón de las inversiones, entre las grandes preocupaciones de las empresas
Imagen de la presentación virtual del informe, que ha tenido lugar este martes, 23 de junio.
Imagen de la presentación virtual del informe, que ha tenido lugar este martes, 23 de junio.

Los costes laborales y el parón de las inversiones, entre las grandes preocupaciones de las empresas

Estas son algunas de las conclusiones que arroja la encuesta nacional sobre el impacto económico del coronavirus en el ámbito empresarial realizada por COGITI (Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial) y el Consejo General de Economistas (CGE). Han participado 2.400 compañías y firmas profesionales de toda España.

El Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial (COGITI) y el Consejo General de Economistas (CGE) han presentado un informe sobre el impacto económico del COVID-19 en las empresas de nuestro país. Una encuesta, liderada por la Fundación para el Análisis Estratégico y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa (FAEDPYME), en la que han participado 2.400 compañías.

En el documento, que se puede ver completo en nuestra sección de 'Descargables', se ofrece una visión global sobre cómo las compañías están viviendo las consecuencias del coronavirus, y qué expectativas de futuro tienen.

"Para el segundo semestre de 2020 e, incluso, en 2021, muchas empresas estiman resultados desfavorables", avanzaba José Antonio Galdón, presidente de COGITI, durante la presentación virtual del informe. Una situación que se agudiza, sobre todo, y según se ha matizado, "cuando se trata de pequeñas empresas o aquellas que se han acogido a un ERTE".

Datos más destacados

El informe bautizado como 'El Impacto económico de la COVID-19 sobre la empresa' se realizó desde el 11 de mayo hasta el 4 de junio, y abarca los sectores de industria, construcción, comercio y servicios.

Además, es importante señalar, tal y como han hecho sus propios autores, que el perfil mayoritario de la empresa analizada es una compañía familiar (62,3 %).

Por su parte, y entre los datos más reseñables, se destacan:

  • Los costes, especialmente, laborales: las empresas han dejado ver su gran inquietud por los costes laborales, especialmente, los de la Seguridad Social, que se derivarán de toda esta situación provocada por el coronavirus. El 36,5 % de las empresas de la muestra se habían acogido a un ERTE, y, de éstas, se ha visto afectada en promedio el 72,7 % de la plantilla.
  • La incertidumbre de cómo evolucionará la demanda: el 88,3 % de las empresas estima que han visto reducidas sus ventas como consecuencia de la crisis, y esta disminución se sitúa en un -43,4 %. Las expectativas del segundo semestre del 2020, aunque sean desfavorables, mejoran las de los primeros seis meses del año. El impacto mayor en la caída de las ventas se ha experimentado en las microempresas y en las empresas acogidas a un ERTE. 
  • El parón que durante estos meses han sufrido las inversiones: El 87,1 % de las empresas se han visto afectadas en cuanto a la realización de inversiones, y con un porcentaje de empresas "con muy alto impacto" del 45,4 %. El impacto más elevado se ha producido en las empresas grandes y en las del sector de la construcción.
  • ¿Qué ocurrirá con el empleo?: El 35,7 % de las empresas vieron disminuir el número de sus trabajadores, el 61,6 % lo mantuvo y tan solo el 2,6 % lo aumentó. Las expectativas para el 2021 en generación de empleo no son favorables:  el 35,6 % de las empresas encuestadas considera que disminuirá el empleo, el 56 % lo mantendrá y el 8,4 % lo aumentará. Las empresas acogidas a un ERTE son las que señalan unas expectativas peores para el 2021. Así, el 58,5 % de las empresas acogidas a un ERTE opinan que tendrán una tendencia a disminuir el empleo para el 2021.

 Otras conclusiones

  • La crisis generada por la COVID-19 impactó en mayor grado en el alargamiento del período de cobro a los clientes: en especial en las empresas familiares. Hay variables que pueden poner en peligro el futuro de la empresa y que han sido consideradas por los encuestados, como la falta de financiación, o los impagos de los clientes, que han aumentado.
  • Las microempresas son las que tienen más dificultad para obtener financiación: las empresas constructoras y de comercio son las que opinan que la falta de financiación pone más en peligro su futuro.
  • Las empresas acogidas a un ERTE son las que se han visto más afectadas negativamente en todos los indicadores económicos y financieros. En especial en su nivel de facturación y en su nivel de rentabilidad.

cogiti ppt interior

Imagen de la presentación del Informe en rueda de prensa virtual.
  • Las grandes empresas y de construcción han sido las más afectadas en inversiones, mientras que las grandes y no familiares han sufrido más en cuestiones relativas a la deuda generada por el contexto del COVID-19.
  • El teletrabajo real y la digitalización: el 73,5 % de las empresas encuestadas llevaron a cabo prácticas de teletrabajo, afectando éste al 34,7 % de la plantilla. Asimismo, el 41,5 % de las firmas encuestadas confirmaron que en el futuro seguirán utilizando el teletrabajo.

Cabe mencionar y en cuanto a la posiblidad de encauzar esta situación, tanto social, como económica, los participantes de la encuesta y sus propios autores tienen clara la necesidad de que sea a través de "políticas proempresa, más allá de tintes ideológicos", en las que se potencia las inversiones y el emprendimiento, también a través de una estimulación de la demanda.

¿Compartes alguna de estas preocupaciones?
Total 3 Votos

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados