Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. ¿Implantará España un Pasaporte Energético para la renovación de edificios?

¿Implantará España un Pasaporte Energético para la renovación de edificios?

La UE contempla este instrumento como opcional y en España, que se está estudiando, por ahora, solo se han realizado dos informes no oficiales. El Pasaporte supondría la mejora del aislamiento térmico de la fachada, la cubierta y el suelo de los edificios.

El Gobierno está valorando la posibilidad de implantar un Pasaporte Energético para la renovación de los edificios. Así lo hace constar el Ejecutivo en la 'Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España' que remitió la semana pasada a la Comisión Europea.

El concepto de Pasaporte Energético está recogido en la Directiva 2010/31 del Parlamento y del Consejo Europeo relativa a la eficiencia energética de los edificios, pero las autoridades europeas indican que su implantación es opcional.

De hecho, en el artículo 2.bis. de la normativa comunitaria, que se refiere a la 'Estrategia de renovación a largo plazo', se especifica que, en la estrategia que cada Estado miembro establezca para la renovación de sus parques nacionales de edificios, puede introducir "un sistema voluntario de pasaportes de renovación de edificios"

El objetivo de este nuevo instrumento iría enmarcado en una de las exigencias de la UE para los Estados miembros: el desarrollo de "políticas y acciones destinadas a estimular renovaciones profundas y económicamente rentables de los edificios, entre ellas, las renovaciones profundas por fases", así como "apoyar medidas y reformas específicas" que sean económicamente rentables.

Pasaporte Energético para dinamizar el sector de la rehabilitación

Por tanto, sobre la base de las indicaciones de la UE, el Gobierno recoge en la Estrategia antes mencionada que, hasta el momento, en España se han realizado dos informes no oficiales sobre las posibilidades de implantación del Pasaporte Energético.

Uno de ellos, elaborado por Garrigues y G-advisory para la Fundación La Casa Que Ahorra, data de 2018 y contempla la opción del Pasaporte Energético como motor para dinamizar el sector de la rehabilitación.

Según este informe, y así se refleja en la Estrategia, el objetivo principal del Pasaporte sería "facilitar, fomentar y financiar las actuaciones de rehabilitación progresiva de edificios residenciales con una antigüedad mínima, mediante actuaciones por fases, durante un plazo como poco de cuatro años".

De esta manera, "se evitaría que los plazos para acometer las obras constituyan un problema, sobre la base de un programa específico de apoyo prolongado en el tiempo". Además, el Pasaporte contemplaría la mejora del aislamiento térmico de la fachada, del aislamiento térmico de la cubierta y del suelo, así como de los elementos de cerramiento del edificio como actuaciones subvencionables".

También la mejora o sustitución de los sistemas de calefacción y refrigeración, producción de agua caliente sanitaria (ACS) y ventilación para el acondicionamiento térmico podrían optar a las ayudas.

Cómo sería la financiación

La fórmula de financiación consistiría, según el informe, en que un 80 % de la ayuda sería abonada al final de cada fase, y el 20 % restante quedaría pendiente de abono hasta la finalización del proyecto completo, de tal modo que el Pasaporte Energético sería un acuerdo entre propietarios y Administración. La Administración iría ofreciendo esas ayudas a medida que las reformas se fueran acometiendo cada año.

Para que las actuaciones pudieran considerarse subvencionables, se plantea que deberían comportar conjuntamente una reducción de la demanda energética anual global de calefacción y refrigeración del edificio, referida a la certificación energética de, como mínimo, un 60 % en los edificios ubicados en las zonas climática D y E, de acuerdo con el Código Técnico de la Edificación, y de un 50 % en los edificios de la zona climática C.

Los costes subvencionables serían los de ejecución de las actuaciones de rehabilitación, de ejecución de la instalación, obra civil asociada e instalaciones auxiliares necesarias, la dirección facultativa de las obras de rehabilitación, la redacción del proyecto, y los diagnósticos y estudios previos para la elaboración del proyecto.

Sobre el segundo informe no oficial

Por otra parte, el Ejecutivo hace referencia en la Estrategia a un segundo informe elaborado por la cooperativa de arquitectura Cíclica y Green Building Council España (GBCe), que recoge los pasos a seguir para facilitar la rehabilitación profunda de los edificios y ayudar a las comunidades a llevarlas a cabo.

El plan se traduce en una hoja de ruta que marca una secuencia de intervenciones a realizar, adaptada a las necesidades de las personas, e incluye indicaciones para abordar el marco legislativo, operativo, financiero y social. No se iofrecen más detalles sobre este segundo informe.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados