Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Acudir a créditos ICO para cubrir facturas no cobradas, paradoja en la contratación pública
Antoni Cañete durante la rueda de prensa organizada para dar a conocer el manifiesto.
Antoni Cañete durante la rueda de prensa organizada para dar a conocer el manifiesto.

Acudir a créditos ICO para cubrir facturas no cobradas, paradoja en la contratación pública

Las entidades PIMEC, PMcM y Plataforma Pymes han presentado un manifiesto conjunto en el que reclaman a la Administración medidas para mejorar la situación de las pymes dentro de la contratación pública, con vistas a asegurar la cadena de pagos y garantizar la demanda.

Los problemas de las empresas proveedoras de contratos públicos, sobre todo de las firmas subcontratistas, se han agravado tanto por la paralización de la actividad derivada de la pandemia, como por las medidas preventivas que Administraciones Públicas y empresas contratistas están tomando. Este es uno de los asuntos que ha puesto sobre la mesa las entidades PIMEC, PMcM Plataforma Pymes en el manifiesto conjunto "La contratación pública ante la situación post COVID", que se presentó en una rueda de prensa telemática el 27 de julio.

Las consecuencias son retrasos y anulaciones de los pagos, el incremento del nivel de morosidad y la permanencia de una bolsa de deuda acumulada. "Esto provoca que muchas empresas subcontratistas tengan que recurrir a financiación ICO, con el consiguiente incremento de los costes, para cubrir las facturas no cobradas", subrayó Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM).

Esta paradoja evidencia el grave problema de España, donde la contratación pública representa el 18 % del PIB: "La compra pública es el motor más importante a la hora de generar actividad económica en nuestro país", subrayaba Cañete.

Por ello, éste también señaló en el encuentro virtual que las Administraciones Públicas "deben garantizar el pago de sus deudas a todo el circuito de aprovisionamiento para impedir la ruptura de la cadena de pago". Y añadió que "los gobiernos han de obligar a que los grandes contratistas paguen a sus proveedores subcontratistas dentro del plazo legal".

Crisis de liquidez y crisis de demanda

A los problemas habituales relacionados con la contratación pública (lotes de gran volumen, morosidad en cascada, relaciones desiguales entre contratistas y subcontratistas...), ahora se ha sumado la falta de liquidez de contratistas y subcontratistas. El manifiesto presentado por estas entidades, firmado por treinta organizaciones que representan a más de 3,3 millones de empresas y autónomos, pide que las Administraciones hagan frente a tres grandes retos con urgencia:

  • Garantizar los flujos de caja y de cobro, lo que significa "asegurar los circuitos de pago".
  • Asegurar la demanda, esto es, "mantener las cadenas de contratación pública".
  • Afrontar, tajantemente, la "división de los contratos en lotes", ya sean sectoriales o por volumen.

El presidente de la PMcM puso de relieve que estas reclamaciones están contempladas en la Ley de Contratos del Sector Público, aprobada en marzo de 2018, "pero que todavía no se han implementado, por lo que ahora sus efectos son peores".

Por ello, es decisiva la actuación de las administraciones públicas en este ámbito, ya que la crisis de liquidez vendrá seguida de una crisis económica de magnitudes inciertas derivada también de una crisis de demanda. Antoni Cañete manifestó que se prevé una disminución del 52 % en licitaciones y concursos públicos al final del año, lo que supone un frenazo a la actividad.

En este sentido, facilitar la liquidez es clave, por lo que es incomprensible que los circuitos de pago se rompan precisamente por parte de las Administraciones", resaltó Cañete, ya que los plazos de pago se están incrementando y con esta situación "muchas empresas se verían abocadas al cierre".

División por lotes más pequeños

Asimismo, Josep Tres, vicepresidente de Plataforma Pymes,  detalló que la caída de la demanda del sector privado "afectará severamente a muchas pymes", las más perjudicadas, y considera necesario garantizar que una parte de la demanda pública se cubra por estas empresas. En este sentido, ha afirmado que esto es posible dividiendo los contratos en lotes: por especialidad sectorial, por territorio o por volumen del contrato.

josep tres

Josep Tres, durante su intervención en la rueda de prensa telemática.

Tres recordó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda que el 60 % de las adjudicaciones públicas se destinen a pymes, pero España se encuentra por debajo de la media europea con un 39 % de contratos públicos para las pequeñas y medianas empresas.

Además, éste subrayó que la división por lotes supone que un mayor número de empresas puedan concurrir a una oferta, es decir, una mayor competencia: para lotes más pequeños la solvencia económica requerida es menor, incrementándose el número de posibles ofertantes y posibilitando que la Administración obtenga mejores condiciones para la ejecución del contrato. Y concluyó diciendo que "es importante que la fórmula de valoración económica no excluya de por sí la valoración adecuada del informe técnico", ya que la legislación permite limitar el número de lotes por los que puede competir una empresa e, incluso, limitar el número de adjudicaciones.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados