Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El CGATE examina la calidad del aire interior en las viviendas españolas

El CGATE examina la calidad del aire interior en las viviendas españolas

El Consejo General de la Arquitectura Técnica ha iniciado un estudio en el que se toma como referencia la concentración de CO2 en el salón y el dormitorio principal, según el número de ocupantes, la antigüedad o la calidad de los materiales, entre otros indicadores. Ya conocemos los primeros datos preliminares.

El Consejo General de la Arquitectura Técnica (CGATE) ha puesto en marcha un estudio sobre la calidad del aire interior de las viviendas en nuestro país tomando como referencia la concentración de COen el salón y el dormitorio principal.

Este análisis, que ya se ha iniciado en la Comunidad de Madrid, tiene en cuenta, entre otros indicadores, la tipología de las viviendas, el número de ocupantes, la antigüedad, el tipo de calefacción empleada o la calidad de sus materiales.

La entidad ya ha hecho públicos los primeros datos preliminares, que se irán ampliando durante el primer semestre de este año, de una campaña que se extenderá por gran parte de nuestro país a través de su red de 55 colegios territoriales.

Las viviendas de Madrid suspenden

Las viviendas de la Comunidad de Madrid construídas antes de 1979 (año de la entrada en vigor de la primera norma básica de la edificación, que mide las condiciones térmicas de los edificios) han sido las primeras en someterse a este examen.

"Según los datos obtenidos en las primeras mediciones para las que se han instalado aparatos muy precisos (en el salón y el dormitorio principal) durante un determinado periodo de tiempo, existen estancias sometidas a concentraciones nada recomendables para la salud de sus habitantes", señala el colectivo de arquitectos técnicos.

¿Crees que estos estudios impulsarán una mayor educación social sobre la calidad de aire interior?

El CGATE ha realizado también una simulación real, en la que, teniendo en cuenta una serie de variables, como la tipología de la vivienda, sus metros cuadrados, el número de ocupantes, la calidad de sus ventanas o el sistema de calefacción empleado, analiza la calidad del aire para una situación concreta como es una celebración familiar o de amigos.

"En una celebración de seis personas que comparten un salón con las ventanas cerradas, la calidad del aire interior es poco saludable en una hora y nociva en tres", advierten.

En detalle

"En un salón en el que se encuentran seis personas, si las ventanas están completamente cerradas, se superan las 1000 ppm de concentración de CO2 en menos de una hora, llegando a límites nocivos para la salud a partir de las tres horas, superando valores de 3000-5000 ppm dependiendo del tipo de ventana (3000 ppm para ventanas antiguas, de aluminio con doble acristalamiento, y 5000 ppm para aquellas con las altas prestaciones)", explican desde el Consejo General de la Arquitectura Técnica.

navidad

La calidad del aire interior se vuelve aún más importante en fechas como éstas.

Para la mayoría de los expertos, las concentraciones por debajo de 1000 ppm se pueden considerar como "saludables o, al menos, no dañinas para la salud". Una vez superado este umbral, la mala calidad del aire afecta a la salud de las personas, considerándose "poco saludable por encima de 1000 ppm, nociva a partir de 2500 ppm y grave a partir de 5000 ppm". 

La solución se encuentra, en palabras de Juan López-Asiain, responsable del Gabinete Técnico del CGATE, "en mantener de forma permanente una pequeña apertura de la ventana, de manera que no se superan los 1000 ppm, o abrirla completamente durante cinco o 10 minutos cada hora, consiguiendo niveles por debajo de 700 ppm, y por lo tanto de una calidad de aire excelente".

El dormitorio principal

Además del salón, estas primeras simulaciones han evaluado la calidad del aire en el dormitorio principal en distintas franjas horarias.

Según López- Asiain, "durante la noche, mientras el usuario descansa, la concentración de CO2 aumenta de una manera progresiva hasta alcanzar valores superiores a las 4000 ppm, rango complemente fuera de los valores que se podrían considerar saludables, inferiores a 1000 ppm. Es decir, este usuario se ve sometido durante sus periodos de descanso a un estrés debido a la mala calidad del aire que pueda afectar a largo plazo a su sistema respiratorio o agravar posibles patologías previas como el asma o alergias respiratorias".

También en esta simulación se aprecia cómo esta concentración de CO2 se ve drásticamente disminuida en cuanto el usuario abandona el dormitorio por la mañana y probablemente lo ventila.

"Esta desfavorable situación para la salud podría fácilmente ser corregida si se contara con la información y medición adecuada, lo que nos anima a seguir con esta campaña de medición para detectar las situaciones más desfavorables y poder transmitirlas a la sociedad en favor de la mejora de los edificios y sus condiciones sobre la salud de las personas", afirma Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados