Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Encontrar profesionales para cubrir la demanda, ¿'misión imposible' para la empresa instaladora?

Encontrar profesionales para cubrir la demanda, ¿'misión imposible' para la empresa instaladora?

Es una de las mayores dificultadores que destacan algunos de las empresas con las que este medio ha podido charlar. Además, la competencia desleal continúa creciendo, especialmente, en el área de fontanería y en lo relativo a instalaciones domésticas.

Hoy en día, hay muchas empresas instaladoras que tienen verdaderos problemas para encontrar profesionales que les permitan abarcar todo el trabajo que están teniendo: "Actualmente, tenemos muchísima demanda", cuenta a este medio Dionisio Bautista, gerente de Eroca Servicios, una empresa de instalación de climatización de calderas y aires acondicionados asociada a Agremia.

"El gran problema -  continúa explicando - es encontrar personas comprometidas y responsables con nuestra labor. De hecho, a veces, esto hace que no podamos abarcar todo el trabajo que tenemos".

Esta visión, que se sumaría a la que de forma histórica se ha venido reclamando en el sector que es hacerlo más atractivo para las nuevas y futuras generaciones, también es compartida por Javier Díaz, gerente de Aircal Instalaciones de Climatización: "Nosotros hemos llegado a buscar ayudantes, incluso, gente joven y sin estudios, a los que les hemos ofrecido formarles y enseñarles todo lo que sabemos del negocio, y finalmente hemos desistido por falta de compromiso".

Aircal Instalaciones de Climatización está compuesto por siete personas: tres oficiales y el resto es personal administrativo.

"El nuestro es un trabajo muy físico, en el que mueves muchos equipos y herramientas. Pero también requiere de responsabilidad y compromiso", agrega Díaz.

La competencia desleal, ¿crece?

Otra de las rémoras en el día a día de estas empresas es la competencia desleal: "El intrusismo existe ahora como existía antes. En realidad no ha evolucionado, y, sobre todo, copa parte del mercado de instalaciones y reparaciones en el sector doméstico", opina Inmaculada Gordillo, gerente de la Asociación de Fontaneros de Córdoba (AEFICO).

"Llevamos treinta años en el mercado y me siento afortunado por, al menos, poder mantener el negocio. Pero la competencia desleal es tan fuerte que, al final, tú mismo trabajas con unos precios que hacen que vayas al límite y, por tanto, básicamente sobrevivas", lamenta Javier Díaz.

Díaz también apunta a que "este fenómeno, en época de crisis, crece". Eso sí - matiza - "los clientes también deben tomar conciencia y preocuparse de ello, yendo más allá del precio, y pidiendo, por ejemplo, acreditaciones legales a quienes les realicen un determinado trabajo. No debemos perder de vista que, luego, ese tipo de personas que actúan ilegalmente no suelen responder en temas de posventa o de eficiencia de los equipos, ya que no son profesionales".

En cuanto al incremento de ese intrusismo, la directora general de CONAIF, Ana María García, considera que "con la COVID-19 sí ha habido un repunte, a nivel nacional, del intrusismo motivado, quizás, por la constricción del mercado laboral como consecuencia de la pandemia".

García estima que "en toda España, el intrusismo podría suponer aproximadamente el 25 % del mercado total. En concreto, y pese a tener incidencia en todas las áreas, este tiene especial relevancia en la fontanería, que se encuentra desregulada en la mayor parte del territorio nacional".

"El intrusismo - concluye - aflora en época de crisis y generalmente suele ir de la mano de la morosidad, otra de las lacras a las que las empresas instaladoras nos enfrentamos".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados