Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. ¿Por qué aceptaría un instalador irse a Alemania en busca de una oportunidad laboral?

¿Por qué aceptaría un instalador irse a Alemania en busca de una oportunidad laboral?

"La Agencia alemana de empleo nos envía ofertas con cierta regularidad. Hemos enviado ya a varios profesionales con perfil de persona joven que quiere empezar ganando un buen sueldo", cuenta a este medio Blanca Gómez, directora de CNI. Pero, ¿ocurre a la inversa: se promueve en España la acogida de estos profesionales procedentes de otros países?

Tras la publicación, por parte de la Agencia de empleo alemana, de una oferta laboral en la que busca instaladores y fontaneros de nuestro país por un salario bruto mensual que podría llegar a los 2.400 euros, este medio se ha puesto en contacto con algunas de las asociaciones del sector para conocer su opinión al respecto.

"No es la primera vez que la agencia germana nos envía ofertas de este tipo", señala la directora de CNI, Blanca Gómez. "Lo hace con cierta regularidad - continúa explicando- y hemos enviado ya a varios profesionales que salen de los cursos de formación con perfil de persona joven que quiere empezar ganando un buen sueldo".

En este mismo sentido, se manifiesta Inma Peiró, directora general de Agremia: "La búsqueda de profesionales españoles por parte de Alemania es un tema que lleva años produciéndose".

"Hace unos años - ilustra Peiró - en Agremia hicimos un acuerdo con una consultora alemana para formar a profesionales (tanto en temas técnicos como en idioma). Solo hicimos un curso ya que costó bastante encontrar a personas dispuestas a irse a Alemania".

El idioma: ¿el mayor obstáculo?

"En las circunstancias actuales - falta de profesionales acreditados y formados- y habiendo oportunidades laborales en España , no creo que sea sencillo que los profesionales se marchen fuera", vaticina la directora general de Agremia.

Sin embargo, y así lo subraya Blanca Gómez, "las condiciones de la oferta son muy buenas para un profesional. Tanto a nivel económico como laboral y horario. La única desventaja es el idioma y el clima, por eso este tipo de ofertas van muy dirigidas a profesionales sin familia y jóvenes por tanto que son los más dispuestos a movilizarse e ir a otro país".

Hay que recordar que en la mencionada oferta laboral se afirma que hablar alemán no es un requisito." Aunque se valorará el que el candidato tenga conocimientos básicos de la lengua alemana (A1), no es necesario conocer el idioma: "Antes de empezar en la empresa, se realizará un curso de alemán que será financiado por el programa de ayudas europeas de movilidad, sin coste para el candidato seleccionado".

De hecho, fuentes de la Federación de Empresarios del Metal de la Provincia de Alicante (FEMPA) han contado al área de Climatización y Confort de 'C de Comunicación' que "hace tres años, nosotros llegamos a un acuerdo con una empresa holandesa para reclutar a instaladores, fontaneros, electricistas... en general, profesionales del metal que se fueran a trabajar a Holanda".

"Sin embargo - matiza-, en este caso, sí que se pedía hablar holandés (tener unos conocimientos mínimos). Finalmente, se fueron 15 profesionales que tiempo después volvieron: una vez que los salarios laborales se igualaron en España y Holanda, dejamos también de colaborar, ya que estos no tenían ningún incetivo ya para irse a este país".

En España...

El problema de España, señala José Cueto, responsable de Comunicación de CONAIF, es "la dificultad de encontrar instaladores y fontaneros porque no hay suficiente reemplazo de las generaciones que pasan a la jubilación y falta interés de los más jóvenes por nuestras profesiones".

Una falta de atractivo por parte del sector para futuros trabajadores que podría sumarse al hecho de no retener correctamente el talento profesional que ya existe en nuestro país: "No hay suficiente retención de talento en el sector instalador", asegura Gómez.

FEMPA comenta a este medio que ellos están inmersos en un programa de inserción laboral, con Alicante como ámbito de actuación, por el que "se ofrecen cursos de habilitación para ser instalador de frío, de climatización y fontanero, entre otros, a personas que se han quedado sin trabajo (como ha sido el caso de muchos hosteleros) y se les da la oportundiad de incorporarse a estos sectores de forma activa".

"Muchos de estos oficios se están perdiendo por falta de personal", añaden.

¿Hay programas de este tipo en nuestro país?

Por su parte, Gómez también comenta que, "como en muchos otros sectores donde los salarios pueden ser adecuados (aunque nunca al nivel de un salario en Alemania), las condiciones de trabajo son duras por los extensos horarios y condiciones de trabajo (instalaciones sin registrar, competencia de trabajadores en economía sumergida que tiran los precios, morosidad en el pago de facturas y retrasos en el cobro...)".

"En otros países europeos - compara la directora de la Confederación Nacional de Instaladores y Mantenedores -, como Alemania, estos problemas no existen, con lo cual las condiciones de trabajo se circunscriben a los aspectos técnicos: la competitividad es muy alta y la ley protege al empresario tanto pyme como gran empresa, no siendo frecuentes conductas amorales (como las descritas arriba) desde un punto de vista profesional".

¿Qué es lo que más te animaría a irte a Alemania con esta oferta laboral?

En este contexto, la incógnita es: ¿Se promueve en España la acogida de estos profesionales procedentes de otros países como está haciendo Alemania con los instaladores y fontaneros de nuestro país?

"No, no se está haciendo", afirma Gómez."Los salarios en España no son lo suficientemente atractivos para que una empresa invierta en formación inicial, curso de idiomas, acompañamiento, cobertura de vivienda los primeros meses... Aunque enviando este tipo de ofertas a países con muy buena formación técnica y salarios bajos, como Rumanía o Bulgaria, podría resultar muy atractivo".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados