Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Explosión de gas Madrid: la Parroquia Virgen de la Paloma exige que se reabra el caso

Explosión de gas Madrid: la Parroquia Virgen de la Paloma exige que se reabra el caso

La jueza ha desestimado los recursos de reforma de las familias de las víctimas del accidente provocado por una fuga de gas en un edificio de la calle Toledo (Madrid) el pasado 20 de enero. Ante esto, la Parroquia Virgen de la Paloma ha presentado un recurso de apelación en la Audiencia Provincial: "Exigimos que el caso se investigue debidamente", señalan.

La Parroquia Virgen de la Paloma exige a la Justicia que "se investigue debidamente" la explosión de gas que tuvo lugar el pasado 20 de enero en su edificio parroquial, ubicado en el número 98 de la calle Toledo, en pleno centro de Madrid, y que provocó cuatro víctimas mortales y numerosos daños materiales.

De ahí que, y tras conocer que el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid ha desestimado los recursos de reforma presentados por las familias de las víctimas, haya decidido interponer un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial: "Queremos que se investigue debidamente lo ocurrido - avanzan fuentes de la Parroquia - y no se cierre de forma prematura". 

"La magnitud y los elementos que intervinieron en la explosión difícilmente han podido dilucidarse en tan solo cuatro semanas de instrucción", matizan.

Explosión "accidental y fortuita"

Un mes después de lo ocurrido, el auto, que archivaba inicialmente la causa y al que pudo acceder en exclusiva este medio, señalaba que, tras analizar todos los informes periciales sobre las posibles causas que habrían desencadenado lo ocurrido, la explosión fue "accidental y fortuita" y "fue provocada por un escape de gas natural, que se desarrolló de forma lenta, continua y prolongada en el tiempo".

"La policía científica dejó claro en su informe que la fuga de gas se produjo en la válvula de la acometida, bajo la acera de la calle Toledo, cuya instalación y mantenimiento son responsabilidad de la empresa suministradora del gas: Naturgy", avanzan fuentes de la Parroquia de la Virgen de la Paloma.

"Sorprendentemente - siguen argumentando -, Naturgy no entregó la documentación requerida y el juzgado nunca se la reclamó". "El mismo juzgado que, en dos ocasiones (auto de sobreseimiento del 22/02/21 y desestimación de recurso del 27/05/21), ha optado por archivar el caso catalogándolo de accidente y fortuito", añaden.

Asimismo, estas mismas fuentes explican que "no se han estudiado los aspectos técnicos que permiten afirmar tal cosa": "Por ejemplo, se dice que hubo un movimiento de terreno que afectó a la llave de la acometida, pero no se ha indagado cuándo. Con el registro de consumo de gas sabríamos, al menos, si el tubo se desprendió antes, durante o después de la explosión".

Palencia (2007): ¿un caso similar?

Desde la mencionada Parroquia también indican que "tenemos motivos para pensar que podemos encontrarnos ante un caso idéntico al que ocurrió en Palencia en 2007, donde después de once años se demostró que todo se debió a la mala instalación de la válvula de la acometida: estaba mal sellada".

En concreto, el suceso al que se refieren tuvo lugar en mayo de 2007, cuando se produjo una explosión de gas en el número 4 de la calle de Gaspar Arroyo, muy cerca de la catedral palentina. El estallido provocó el derrumbe inicial de un edificio de cinco plantas, fruto de una acumulación de gas en los pisos bajos del inmueble.

palencia explosión

Imagen del accidente ocurrido en la calle Gaspar Arroyo de Palencia. Autores: Juanjo Ruiz / Merche de la Fuente / Gabriel Villamil (El Norte de Castilla).

Este causó nueve víctimas mortales, una treintena de heridos, tres edificios derrumbados y obligó a más de un centenar de vecinos a abandonar sus viviendas durante un tiempo prolongado.

Once años después de litigios judiciales, en 2018, el Juzgado de Instrucción número 1 de Palencia dictó una sentencia en la que condenaba a la empresa Gas Natural (actual Nedgia) y a la compañía aseguradora Mapfre al pago de casi 7 millones de euros (6.963.437 euros) en concepto de indemnizaciones por daños y perjuicios, porque "no se habían realizado las diligencias necesarias para evitar el daño ocasionado", explicaba el texto.

En la sentencia, además, la jueza afirma que "no existen pruebas de que la explosión se debiera a una bombona de butano y considera que la causa principal fue una fuga en la válvula de acometida al edificio número 4 de la calle, en concreto, en la unión con el tubo de polietileno".

La Parroquia aún tiene preguntas sin respuesta

"¿Y si la fuga comenzó en los días anteriores? ¿Y si el fallo estaba en la válvula?" son algunas de las preguntas que, pese a la sentencia y tres informes periciales, sigue haciéndose la Parroquia Virgen de la Paloma, y así lo ha reflejado en el recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

"Faltan muchas preguntas por responder. No estamos en el momento final sino inicial de la investigación. Y hasta ahora no se ha realizado ninguna diligencia con respecto a la empresa del gas", reflexionan.

"No nos corresponde -concluyen fuentes del grupo parroquial -a nosotros señalar culpables o responsables. Lo que queremos es que la búsqueda de la verdad siga su curso".

Comentarios (1)

This comment was minimized by the moderator on the site

Se debe pedir responsabilidad patrimonial.

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados