Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. La nueva ola ómicron en China pone en 'alerta' al comercio mundial

La nueva ola ómicron en China pone en 'alerta' al comercio mundial

Más de 36 millones de personas permanecen actualmente bajo diversas medidas de confinamiento en el país asiático, que no registraba esas cifras desde enero de 2020. Varias empresas se han visto obligadas a detener su actividad, lo que ha originado el temor en los mercados a una gran parálisis de los puertos chinos.

Dos años después, todas las miradas vuelven a estar puestas en China: el país registra la mayor cifra de contagios por COVID-19 desde que estalló la pandemia en Wuhan.

Actualmente, más de 36 millones de personas permanecen bajo diversas medidas de confinamiento, habiendo reportado nuevos casos (la mayoría de la variante ómicron) en 28 de sus 31 provincias.

Cifras que pueden parecer insignificantes si atendemos a las registradas en otros países de menor población como el nuestro (China tiene más de 1.400 millones de habitantes), pero que -tal y como matizan los expertos- "contrastan con la estricta política china de 0 contagios. Por lo que supondrá nuevos cierres y cuarentenas generalizadas, que afectarán aún más a la recuperación del país y, por tanto, al comercio global".

La nueva ola china y el comercio mundial

Ante esta situación, numerosos economistas comienzan a advertir del temor en los mercados por una parálisis de los puertos chinos si se siguen disparando los contagios en el gigante asiático.

Según ha informado Bloomberg Economics, "una de las provincias en las que se han extendido los brotes recientes es Guangdong, centro de fabricación mundial y región que el año pasado produjo alrededor del 25 % de todas las exportaciones de China".

En Guangdong se encuentra Shenzhen, la capital tecnológica del país, que este domingo ordenó un estricto confinamiento para sus más de 17 millones de habitantes.

Como consecuencia, y con el fin de de detener la propagación del virus, muchas empresas han suspendido sus operaciones hasta nuevo aviso. Hay que mencionar que en Shenzhen también hay cuarenta fabricantes de semiconductores y otros componentes electrónicos que también han cerrado, temporalmente, sus puertas.

Además, en esta ciudad ubicada al sureste de China, también está Yantian, uno de los mayores puertos de contenedores del mundo, y cualquier interrupción podría afectar, de nuevo, a un recorte en la cadena de suministro global.

Recordemos que, el verano pasado, Yantian cerró durante una semana, tras detectar varios casos de COVID-19 entre sus trabajadores. Algo que supuso una gran acumulación de mercancías que tardó meses en despejarse, ocasionando un incremento en las tarifas de los fletes a nivel mundial.

Con estos cierres a nivel nacional -y los que puedan venir, según la evolución de los contagios-, tal y como aclara Johannes Schlingmeier, cofundador y director ejecutivo de Container xChange, "la cadena de suministro debe prepararse para otra sacudida en los próximos meses, lo que impedirá el flujo de movimiento de contenedores a medida que los importadores de todo el mundo se preparan para la próxima temporada alta a finales de este año".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados