Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Alarma en la construcción por el cierre de empresas: así afecta a los instaladores
Instalador manipulando un equipo de aire acondicionado.
Instalador manipulando un equipo de aire acondicionado.

Alarma en la construcción por el cierre de empresas: así afecta a los instaladores

Más de 1.700 empresas del sector de la construcción se encuentran en proceso de disolución, pues tienen que respetar unos precios contratados que no pueden asumir por el aumento de los costes de las materias primas. CNI nos explica cómo está afectando a las empresas instaladoras esta situación.

Los episodios que se han desencadenado en los últimos meses han hecho encender las alarmas en el sector de la construcción, estrechamente ligado al de la climatización. La subida de los precios de las materias primas, que se ha recrudecido con el conflicto en Ucrania, pero también los retrasos en los pagos por parte de clientes públicos, ya se están traduciendo en la paralización de algunas obras y en el cierre de empresas. 

Más de 1.700 empresas del sector de la construcción están actualmente en proceso de disolución, según los datos de Iberinform que recoge en un artículo el diario El Español. Si lo comparamos con los datos del primer cuatrimestre del año 2021, el número de cierres de compañías de la construcción ha aumentado un 4 %. 

De ahí, que tal y como confirmaba a este medio hace unos días el secretario general de Andimac, Sebastián Molinero, "el riesgo real está en la evolución de los costes energéticos y es urgente su estabilización". Además, nos reconoce que "hay muchas empresas tensionadas debido al incremento abrupto de los materiales, lo que provoca que el cumplimiento de los contratos firmados meses atrás terminen en pérdidas". 

Impacto en las empresas instaladoras 

Una situación que también están viviendo las empresas instaladoras de climatización, que en muchas ocasiones tienen que asumir los precios que contrataron hace unos meses, tal y como explica a este medio Blanca Gómez, directora de CNI Instaladores. "Los costes no pueden ser los mismos porque las materias primas han aumentado mucho sus precios y en algunas ocasiones incluso hay escasez de suminsitro", cuenta. 

Esto puede generar problemas para las empresas instaladoras, pues a veces el incumplimiento de los contratos permite que las constructoras puedan exigirle incluso indemnizaciones. "En los casos en los que la obra se para, como ocurre actualmente por la especulación de precios, el instalador puede salir perjudicado y se ve abocado a perder dinero", nos señala Blanca Gómez. 

Sin embargo, también nos reconoce que la tendencia es que los instaladores "trabajan cada vez menos con las empresas constructoras porque en la mayoría de las ocasiones salen mal parados", algo que mitiga los efectos de esta crisis de la construcción en las empresas del sector. 

Como instalador, ¿tu empresa se está viendo afectada?

La fontanería, segunda actividad de la construcción 

Los trabajos de oficios tradicionales como fontanería son la segunda opción dentro de la construcción, representando a un 19 % de los autónomos y solo por detrás de la reforma. Por su parte, los autónomos cuya actividad está relacionada con la instalación representan un 12 %, según los datos que ha publicado recientemente Habitissimo. 

Unos datos que indican que tanto instaladores como fontaneros siguen conservando un peso importante en las actividades de la construcción. 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados