Inicio / Noticias / Sectoriales / Zehnder contribuye a la certificación Passivhaus del Learnlife Eco Hub de Solange Espoille
Learnlife Eco Hub es un centro de sostenibilidad e innovación . Se trata de un edificio de energía casi nula (NZEB). Fotografía: Jordi Vila i Marta / Argot Photo Renders: Tamara Loviscek.
Learnlife Eco Hub es un centro de sostenibilidad e innovación . Se trata de un edificio de energía casi nula (NZEB). Fotografía: Jordi Vila i Marta / Argot Photo Renders: Tamara Loviscek.

Zehnder contribuye a la certificación Passivhaus del Learnlife Eco Hub de Solange Espoille

Learnlife Eco Hub es un centro de sostenibilidad e innovación situado en Castelldefels que utiliza los sistemas de ventilación Zehnder ComfoAir XL 1500 y Zehnder ComfoAir Q600.

Learnlife Eco Hub es un centro de sostenibilidad e innovación . Se trata de un edificio de energía casi nula (NZEB), flexible, con una estructura no permanente. Un edificio con un rendimiento energético muy alto, en el que la pequeña cantidad de energía necesaria se genera en gran medida a partir de fuentes renovables in situ.

El edificio, proyectado por Solange Espoille y situado en Castelldefels (Barcelona), ha conseguido la certificación Passivhaus Classic, que ofrece un ahorro energético de hasta el 90 % en comparación con los edificios convencionales, y procesos de digitalización que permiten simplificar todo el proceso de construcción.

Para lograr un ambiente interior óptimo con una elevada eficiencia energética, se utilizaron los sistemas de ventilación Zehnder ComfoAir XL 1500 y Zehnder ComfoAir Q600.

“El propósito es contribuir a mejorar el medio ambiente, creando no solo un espacio de aprendizaje innovador y cercano a la naturaleza, sino también una construcción sostenible que reduce las emisiones de CO2 en nuestro planeta”, explican desde Zehnder. 

Eficiencia y sostenibilidad

El edificio se alza sobre una parcela de 2.200 m² y la superficie de construcción es de 180 m².  Se ha diseñado pensando en que puede ser un modelo de referencia para aprender sobre eficiencia y sostenibilidad, permitiendo a sus usuarios ser partícipes de los ciclos y procesos energéticos del edificio.

La premisa era crear una construcción sostenible con materiales de origen natural, cuyo proceso de producción genere menos residuos, requiera un bajo consumo energético y respete la naturaleza.

Para medir y monitorizar el ambiente interior, permitiendo mantener las condiciones óptimas para mejorar los resultados y rendimiento, se han incorporado sistemas de control electrónico.

“El monitor registra los datos y elabora informes en el tablero de mandos que permiten a los usuarios obtener una lectura instantánea, así como supervisar las tendencias y comparar espacios con diferentes factores ambientales”, señala el esecialista en clima interior. 

Entre otras medidas, el edificio cuanta con un sistema básico de recogida de aguas pluviales y con paneles solares que reducen los costes de la electricidad y contribuyen a la protección del medio ambiente.

 

 

 

 

Subscribirme
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ir arriba