Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Opinión
  3. Entrevistas
  4. “Si hubiera una segunda ola, los instaladores estaríamos preparados”

“Si hubiera una segunda ola, los instaladores estaríamos preparados”

Los últimos meses el colectivo instalador ha ido recuperando su actividad, al compás de la demanda. Son meses de incertidumbre y estrictas medidas de seguridad, como consecuencia de la pandemia. Entrevistamos a Francisco Alonso, presidente de CONAIF.

Lleva poco más de un año en la presidencia de Conaif, ¿qué balance hace de este tiempo?

Muy positivo. Hemos ido cumpliendo los objetivos que nos marcamos al inicio del mandato y que básicamente se reducen a tres: el fortalecimiento de Conaif como casa común de las asociaciones de instaladores y organización referente del sector a nivel nacional; la generación de nuevos servicios al colectivo y el incremento de la influencia en todos aquellos ámbitos de nuestra competencia.

Para ello, en su momento establecimos unas líneas de actuación en las que llevamos tiempo trabajando. Entre ellas se encuentra una apuesta clara por la digitalización y las nuevas tecnologías. La idea es acercar a todo el colectivo estos dos elementos que contribuirán a mejorar la competitividad de nuestras empresas instaladoras y a situarlas en el entorno digital, algo muy necesario hoy en día.

También es esencial el trabajo colaborativo, en equipo, apoyándonos entre todos para hacer crecer a Conaif; y el establecimiento de alianzas estratégicas, de tú a tú, con otros agentes que participan en el sector, como los fabricantes, las compañías energéticas y los distribuidores de equipos y materiales, entre otros. Estas colaboraciones han sido muchas desde entonces y con buenos resultados para todos.

¿Cómo ha vivido el sector instalador todo este periodo de crisis provocada por el COVID-19?

Durante los pasados meses de marzo y abril, realizamos entre las empresas instaladoras de toda España dos sondeos para conocer la repercusión del coronavirus, y la conclusión que extraemos es que ha sido muy importante y especialmente dañina para autónomos y las empresas de menor tamaño.

Estimamos, basándonos en los citados resultados, que en la fase previa a la desescalada - es decir, hasta mediados del mes de mayo -, la actividad había caído un 70 %, la facturación había disminuido de forma drástica entre un 70 % y un 100 %, habían aumentado los impagos y se habían multiplicado las cancelaciones de trabajos contratados antes del confinamiento.

Poco a poco estamos retomando el día a día profesional y social, aunque sea en la llamada “nueva normalidad”. ¿Cuál es la situación actual de las empresas instaladoras?

Nos hemos incorporado a esa “nueva normalidad” recuperando parte de la actividad perdida, pero yo destacaría, sobre todo, dos hechos que están protagonizando la actualidad de nuestras empresas: se ha acelerado el proceso de digitalización y nos hemos preparado para poder garantizar la seguridad y salud tanto de los instaladores como de nuestros empleados y clientes.

Una vez que la crisis sanitaria está contenida y vamos avanzando en la vuelta a la normalidad, lo más importante es reactivar el sector.

Una de las principales barreras para esa recuperación de la actividad era el temor de los clientes a que un instalador entrase en su hogar, por miedo al contagio. ¿Cómo ha funcionado la campaña de reactivación del sector que han llevado a cabo desde la Confederación?

Estamos muy satisfechos del resultado de la campaña en sí y de haber sido capaces de llegar a acuerdos con más de una veintena de fabricantes, distribuidores y compañías energéticas para poner en marcha una iniciativa como ésta que ha sido pionera en el sector.

Nos ha permitido hacer llegar a los usuarios un mensaje de confianza hacia los instaladores que es clave en estos momentos para la reactivación del sector. Son ellos los que nos abren la puerta de sus hogares y, por lo tanto, hacia ellos ha ido dirigida, para vencer el posible recelo a que accedamos a su hogar por miedo al contagio de coronavirus.

La entrevista al completo puede leerse en el número 1 de 'Cuadernos de Climatización y Confort' al que el lector puede acceder aquí.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados