Inicio / Opinión / Reformas eficientes: tips para ayudar al cliente

Reformas eficientes: tips para ayudar al cliente

¿Cómo podemos ayudar al cliente a ahorrar y vivir mejor? Teniendo en cuenta que, según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), el parque residencial acumula el 17 % del consumo final de energía, la cuestión de la sostenibilidad en nuestros edificios es esencial.

En España, con un parque de edificios sumamente envejecido, la reforma y la rehabilitación se han convertido en herramientas fundamentales para conseguir la deseada eficiencia y lograr un menor consumo.

Y en este punto es donde entran en juego distintos factores que son los que, en conjunto, determinarán que nuestra reforma sea eficiente y sostenible: la envolvente, los sistemas de ahorro de climatización y agua, los acabados sostenibles y, por supuesto, los materiales no contaminantes.

La envolvente: la importancia del aislamiento

Los distintos elementos constructivos pueden ser los causantes de una gran parte de la pérdida de energía en la vivienda. En concreto, un estudio de Danosa llegó a la conclusión de que por las ventanas se podía perder hasta un 30 % de energía; un 25 % por los muros y un 2 % por el suelo.

Según Certicalia, un piso de 90 metros cuadrados con calificación energética ‘G’ puede llegar a tener unas pérdidas de hasta cinco veces más que otro con calificación ‘B’. El total ascendería a 1.296 euros al año.

Entonces, ¿qué podemos ofrecer a nuestros clientes para conseguir una reforma eficiente?

  • Ventanas eficientes y, sobre todo, una correcta instalación son clave para ahorrar energía y asegurar que la climatización no se perderá por esos huecos, evitando las fisuras y puentes térmicos.
  • Si no podemos tocar el exterior de la vivienda o no queremos pedir permisos, aún así se puede aislar la vivienda para evitar pérdidas y elevados gastos de climatización. Para aislar correctamente las paredes, existen dos métodos bastante accesibles para mejorar la eficiencia que dependen de las condiciones del edificio y vivienda: 
  • Mediante un trasdosado con aislamiento: si se elige esta opción es importante advertir al cliente que, de esta manera, perderá algunos centímetros de la estancia, pero que ganará en confort y ahorrará en las facturas. Sacando además todo el potencial de sus sistemas de climatización y aire acondicionado.
  • Mediante insuflado por la cámara de aire de la pared que da hacia el exterior. Siempre y cuando se haga inicialmente una cata para observar el estado de la misma y su viabilidad. Si no esta opción perderá efecto y el profesional no podrá garantizar su eficiencia.
  • En cuanto a los techos, un sistema muy sencillo consistiría en insertar un falso techo, o aprovechar el existente, para colocar un aislante térmico por el interior del mismo. Aunque, como norma general, cuanto más cerca del problema actuemos más eficiente será la solución, por lo que si pudiéramos aislar la cubierta por el exterior o un SATE para la fachada, esto sería lo más conveniente.

Sistemas de ahorro en agua y climatización

Los inodoros y griferías eficientes son una ayuda para mejorar el consumo de agua, aunque esto debe acompañarse con unos hábitos responsables que debemos transmitir al usuario.

Algunos sistemas que existen en el mercado para reducir el consumo y ahorrar agua son:

  • Reductores de caudal: estos dispositivos se pueden incorporar en las tuberías de los lavabos o duchas para impedir que el consumo de agua exceda un consumo fijado (normalmente 8 litros/minuto frente a los 15 litros/minuto para un grifo y 10 litros/ minuto frente a los 20 litros/minuto para una ducha).
  • Aireadores: se pueden enroscar en los caños de los grifos, aireadores tipo hembra o tipo macho para incorporar aire al chorro de agua y así reducir el consumo de agua hasta un 40-50 % del inicial sin ningún perjuicio para el usuario.
  • Sistema de interrupción de descarga: los inodoros con cisterna baja pueden ahorrar agua mediante la incorporación de un sistema de interrupción de descarga que permite escoger al usuario entre dos volúmenes distintos de descarga de agua (6 – 9 litros ó 3 – 4 litros) o mediante el paro voluntario de la descarga al volver a pulsar el botón.

En cuanto al ahorro en climatización, este pasa por la utilización de termostatos y reguladores de temperatura que hagan reducir los grados cuando sea oportuno, logrando ahorrar un 7 % de energía por cada grado bajado.

Además los hay programables, de modo que se pueden fijar distintas temperaturas a distintas horas del día y de la noche; también hay apps que permiten hacerlo a distancia, con lo que los usuarios pueden programarlo estando fuera de casa, facilitando el confort y ahorro.

Es importante a la hora de instalar un sistema de climatización trasmitir al cliente la importancia de un uso apropiado del mismo para aprovechar su máximo potencial y que el cliente quede satisfecho.

Acabados sostenibles

Existen numerosos etiquetados ambientales que permiten identificar los productos que tienen un impacto ambiental menor que otros productos de su categoría, por lo que a la hora de plantear un proyecto de reforma o rehabilitación, es importante conocerlos y saber qué nos marca cada uno de ellos:

  • Tipo I (ecoetiquetas). Normativa ISO 14024: Son sistemas voluntarios de calificación ambiental que identifican y certifican de forma oficial que ciertos productos o servicios tienen menor afección en el medioambiente. Son otorgadas por una tercera parte imparcial, que certifica. Están enfocadas al consumidor final.
  • Tipo II (Autodeclaraciones ambientales). Normativa ISO 14021: Este tipo de declaraciones no es susceptible, aunque sí es preferible, de una certificación de una tercera parte independiente. Declara una propiedad del producto. La propia empresa puede diseñar la etiqueta y hacer que un tercero lo verifique.
  • Tipo III (Declaraciones ambientales de producto EPD): Son un inventario de “datos medioambientales cuantificados de un producto con unas categorías de parámetros prefijadas (PCR), basados en la serie de normas ISO 14040”. Los PCR posibilitan la comparación entre productos con funciones similares. Los requerimientos específicos de este tipo de etiquetas se recogen en la normativa ISO 14025.

Estas últimas etiquetas están más enfocadas hacia el promotor de construcción que al comprador del piso, pero es cierto que cada vez más gente se involucra y quiere conocerlos por lo que es importante saber cómo son y pedirlos al distribuidor o fabricante.

Materiales no contaminantes

Para conseguir una casa sana hay que tener en cuenta que los materiales, productos de limpieza, pesticidas, revestimientos o mobiliario pueden contener sustancias contaminantes que se liberan en el aire interior a temperatura ambiente (COV).

Los revestimientos pueden contener sustancias que son emitidas al ambiente con el paso del tiempo, resultando perjudiciales para la salud humana y el medioambiente.

Es el caso, por ejemplo, del formaldehído que contienen los adhesivos de los tableros de madera y los disolventes orgánicos de ciertas pinturas.

Por ello es importante ser conscientes de los materiales que compramos para una instalación, además de los contaminantes que generan los sistemas que instalamos a nuestros clientes…

Todo esto nos puede venir bien para tener más argumentarios a la hora de realizar un proyecto de reforma de mayor valor añadido frente a otro menos saludable, por ejemplo, en cuanto a calderas eficientes sin emisiones, materiales con bajo contenido COV…

¿Aplicáis ya algunos de estos consejos? ¡Espero vuestros comentarios!

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Scroll al inicio