Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Proveedores
  4. Roca vende sus fábricas en Rusia y cierra su planta de Alcalá de Henares
Planta de Roca en Alcalá de Henares. Foto: Google Maps.
Planta de Roca en Alcalá de Henares. Foto: Google Maps.

Roca vende sus fábricas en Rusia y cierra su planta de Alcalá de Henares

La compañía española ha firmado una carta de intención para ceder el negocio de sus siete fábricas de Rusia a la dirección local, lo que se ha traducido en el cierre de su planta de Alcalá de Henares, que exportaba el 75 % de su producción al país ruso.

Roca abandona de manera definitiva toda su actividad en Rusia. Así lo han confirmado a este medio fuentes del grupo, que ha firmado una carta de intención para ceder las siete fábricas con las que cuenta en suelo ruso a la dirección local. La decisión llega tres meses después de que la compañía decidiera suspender sus actividades en Rusia debido al conflicto bélico con Ucrania

El cese de sus operaciones, que se ha decidido tras una "exhaustiva valoración", llega tras 30 años de actividad en el país, en el que contaba con siete plantas en las que estaban repartidos un total de 2.800 empleados

El cierre final del acuerdo está sometido ahora a su aprobación por parte de las autoridades locales y a los trámites administrativos necesarios para su operación, tal y como explican desde Roca al área de Climatización y Confort de C de Comunicación. 

Desde el inicio del conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, la compañía española ha expresado su solidaridad con el pueblo ucraniano, lo que le ha llevado a paralizar todas las importaciones y exportaciones de sus productos al país ruso, y a suspender sus inversiones y proyectos ubicados en Rusia. 

Cierre de la fábrica de Alcalá de Henares 

La consecuencia directa en España de la salida de Roca de Rusia es el cierre de la fábrica de Alcalá de Henares. La planta madrileña, centrada en la fabricación de bañeras de hierro fundido, exportaba gran parte de su producción al país ruso. Sin embargo, a partir  de ahora, el centro tendrá únicamente una función logística (almacén y distribución). 

El grupo ha presentado un ERE para la fábrica de Alcalá, que afectará a 46 personas, de las que 19 serán reubicadas en el almacén logístico. Para los 27 empleados restantes, mayores de 53 años, se ha pactado un plan de prejubilaciones. 

Desde la compañía explican que se han visto obligados a tomar esta medida debido al "paulatino declive de ventas de bañeras de hierro fundido a lo largo de los últimos años, con un descenso de hasta el 40 % de 2015 a 2022". Una situación que se ha visto "agravada por el conflicto bélico en Ucrania, dado que el 75 % de las ventas iban destinadas al mercado ruso".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados