Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Así es Happening, el proyecto europeo de climatización eficiente que se probará en España
Instalación fotovoltaica con baterías que ha implantado Barrizar para abastecer los edificios públicos del municipio. Fuente: Barrizar.
Instalación fotovoltaica con baterías que ha implantado Barrizar para abastecer los edificios públicos del municipio. Fuente: Barrizar.

Así es Happening, el proyecto europeo de climatización eficiente que se probará en España

Un pequeño municipio vasco de 725 habitantes ha sido elegido, junto a otras dos poblaciones europeas, para llevar a cabo las pruebas del proyecto "Happening". El programa se centra en la instalación de bombas de calor combinadas con la producción de energía mediante paneles solares. Así nos lo cuenta Barrizar, la empresa instaladora.

Demostrar que las bombas de calor eficientes tienen aún mucho camino por recorrer en los edificios de uso residencial. Ese es el objetivo del proyecto Happening, un programa de pruebas piloto de climatización eficiente que trata de aportar soluciones innovadoras para este tipo de edificios. El programa ha sido impulsado por once organizaciones de cuatro países europeos coordinadas por la empresa española Tecnalia.

Las pruebas se llevarán a cabo de manera simultánea en tres localizaciones europeas durante cuatro años. Una de ellas es el pequeño municipio de Ispáster (Bizakia). Las otras dos son Verzuolo (Italia) y Graz (Austria). En Ispáster, será la cooperativa de servicios energéticos Barrizar (creada en 2013 y dedicada a diferentes ámbitos de la energía renovable como la aerotermia o la instalación de biomasa), la encargada de llevar a cabo el proyecto junto a Tecnalia. 

Calor mediante paneles solares 

Las instalaciones piloto se realizarán a lo largo de 2022 en un bloque de seis viviendas de Ispáster y consistirán en la sustitución del consumo de gas licuado del petróleo por bombas de calor eficientes. Para abastecer la demanda térmica, se utilizará una instalación fotovoltaica colocada en el mismo tejado del edificio en el que se realizará el proyecto. 

De esta manera, tal y como explican fuentes de Barrizar al área de Cuadernos de Climatización y Confort de C de Comunicación, "las bombas de calor se encargarán de conseguir el confort que necesita cada vivienda y como esta tecnología no necesita un combustible sino un vector energético, se producirá electricidad, calor y agua caliente mediante las placas solares". 

Como señalan desde Barrizar a este medio, "la instalación permitirá reducir el consumo primario de energía junto a las emisiones generadas y contribuir mediante energías renovables al suministro de energía en viviendas privadas". Además, "puede servir de ejemplo para demostrar que las energías renovables pueden tener un papel fundamental en el sector residencial y ser una herramienta para la descarbonización".

La previsión es que durante 2022 se instalen todos los sistemas propuestos. Aunque no será hasta el próximo año cuando se verifiquen los resultados obtenidos y se estudien las posibilidades de reproducción en otros municipios de la zona, pues el propósito es replicar este sistema a mayor o menor escala en el ámbito residencial. En la actualidad, el uso de este tipo de sistemas en inmuebles de uso residencial sigue siendo puntual. 

barrizar edificio

Edificio en el que se van a realizar las instalaciones del proyecto piloto en Ispáster. 

Ispáster y su apuesta por la biomasa 

Este pequeño municipio de 725 habitantes no ha sido elegido por casualidad. La decisión se explica por la apuesta que ha realizado el pueblo por la implantación de energías renovables y por la eficiencia energética. 

El Ayuntamiento de Ispáster ha desarrollado en los últimos años una serie de instalaciones interconectadas usando como fuente de energía la biomasa y el sol. La cooperativa Barrizar se encarga de la gestión de esta micro-red compuesta por dos calderas de biomasa (220 kW), colectores solares térmicos en vacío (42 kW), y una instalación fotovoltaica aislada con baterías (28 kW de potencia pico instalada), tal y como señalan a este medio. 

Actualmente, esta red abastece edificios públicos y un bloque privado de 10 viviendas. Con esto, se pretende animar a los habitantes de la localidad a la transición energética aprovechando la infraestructura. 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados