Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. Por qué compensa instalar suelo radiante, según Idealista

Por qué compensa instalar suelo radiante, según Idealista

Este sistema de calefacción es una de las opciones que hoy en día tienen muchos usuarios bien a la hora de hacer reformas en su hogar para su mayor confort o cuando deciden comprar una nueva. El portal español inmobiliario explica las razones por las que el "sobrecoste" de instalarlo podría compensar al comprador.

¿El suelo radiante es una buena opción de calefacción hoy en día? Este, tal y como señala Idealista, es uno de los interrogantes que se puede hacer cualquier persona que quiera reformar el sistema de climatización de su hogar o bien que vaya a compar un piso nuevo, especialmente en fechas como estas.

El portal web inmobiliario ha publicado un artículo, de la mano de la directora técnica de 'Cuida Tu Casa', Sandra Barañano, en el que se explica por qué este sistema de calefacción es recomendable, "haciendo que compense en sobrecoste de su instalación":

Tal y como recuerdan, "es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) la opción de calefacción más saludable, debido a que el suelo radiante distribuye el calor desde el suelo hasta el techo, mantiene los pies más calientes que la cabeza. Y ello contribuye a mejorar el confort y bienestar en casa".

¿Consideras el suelo radiante el sistema de calefacción más saludable?

Algunas de sus bondades

  • Eficiencia: el suelo radiante destaca por su eficiencia, dado que trabajan a temperaturas menos elevadas, alrededor de los 40º, frente a los radiadores convencionales, cuya temperatura inicial de funcionamiento está en torno a los 80º.
  • Reparto uniforme del calor por toda la casa: éstos tiene tiene su reflejo en el bolsillo del ciudadano, ya que el ahorro puede ser hasta del 30 %, abaratando así la factura eléctrica.
  • Más confortable: puesto que el calor tiende a subir por lo que poner el foco en el suelo genera mayor confort en la estancia.
  • Es un sistema completamente invisible: conlleva una serie de mejoras estéticas, esquivando la necesidad de instalar vistosos radiadores que, a su vez, quitan espacio a las estancias. De esta manera, las viviendas con suelos radiantes suelen tener más espacios de almacenaje o para decorar al gusto de cada uno. "En cambio, es cierto que estos sistemas pueden hacer perder unos centímetros de altura en los pisos, pese a que ya hay soluciones con muy poco espesor que se pueden instalar en reformas, no reservadas exclusivamente para obra nueva", matizan desde Idealista.

  • Higiene: estos sistemas eliminan cualquier corriente de aire y, por tanto, también de partículas nocivas. En este sentido, la calefacción radiante tiende a absorber la humedad, ahuyentando las posibilidades de que aparezcan bacterias y hongos, y ayudando a mantener una buena calidad del aire interior.

Retorno de la inversión, ¿inmediato?

"Es cierto que al compararlos con otros sistemas de calefacción, los suelos radiantes requieren de una mayor inversión inicial, lo que en algunos compradores de obra nueva puede suponer un coste extra difícil de asumir en el maremágnum de gastos aparejados a la adquisición de una vivienda", anticipa Barañano.

No obstante, -continúa explicando- "el retorno de esa inversión resulta prácticamente inmediato. Sea como fuere, para una mayor eficiencia energética y, por ende, un mayor ahorro económico, es recomendable recubrir las superficies con cerámica o piedra natural, dado que tienen muy buena conductividad térmica, lo que supone evitar perdidas de calor y trasmitir mejor el calor".

radiador vs suelo radiante

Asimismo, detalla la experta, "el mantenimiento de estos sistemas de climatización resulta muy parecido al de los radiadores convencionales, en la medida en que también debe extraerse periódicamente el aire para eliminar posibles burbujas. Sin embargo, no es necesario tener que ir habitación por habitación, sino que todo el sistema queda centralizado en un armario colector, desde donde se distribuyen los tubos a cada estancia".

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados