Inicio / Noticias / Energías Renovables / Las 5 mejores bombas de calor aire-agua, según la OCU
ranking-aerotermia

Las 5 mejores bombas de calor aire-agua, según la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios ha evaluado siete modelos de bombas de calor aerotérmicas aire-agua con una potencia térmica entre 7 y 10 kW, examinando su funcionamiento, eficiencia, impacto ambiental, ruido o facilidad de uso, entre otros factores.

La OCU ha analizado siete modelos de bombas de calor aerotérmicas aire-agua con una potencia térmica entre 7 y 10 kW, suficientes para calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria de viviendas de hasta 140 metros cuadrados, examinando su rendimiento, el confort térmico y otras características.

La conclusión general que ha obtenido la Organización de Consumidores y Usuarios de este análisis es que estos productos “dan muy buenos resultados”.

Además, subrayan la “elevada eficiencia de los aparatos de aerotermia en la producción de calor y frío, sobre todo en climas templados, aunque sigue siendo más que aceptable en lugares de clima más extremo”.

Por último, añaden que son “equipos fáciles de usar a pesar de su complejidad tecnológica”. De hecho, algunos modelos cuentan con una aplicación móvil para su gestión.

Análisis de las mejores bombas de calor

El top 5 de las mejores bombas de calor aerotérmicas aire-agua, según el comparador de la OCU, es el siguiente:

1) Viessmann Vitocal 250-A AWO-E-AC 251.A10: Esta bomba de calor monobloc de Viessmann con potencia térmica declarada de 9,18 y que emplea gas refrigerante R-290 encabeza este análisis, con una valoración de 85 (muy buena calidad). Destaca por su eficiencia, facilidad de uso e impacto ambiental. Su precio asciende hasta los 12.700 euros.

2) Wolf CHA-10/400V + BM-2 + LINK HOME: Este modelo de Wolf con potencia térmica declarada de 7,66 y que utiliza gas refrigerante R-290 ocupa la segunda plaza, con una calificación de 83 (muy buena calidad), sobre todo por su eficiencia e impacto ambiental. Su coste alcanza los 9.800 euros.

3) Panasonic Aquarea J WH-MDC09J3E5: Este sistema monobloc de Panasonic de eficiencia energética de clase A+++ consigue la medalla de bronce con una nota de 69 (buena calidad). Se trata de un producto que necesita refrigerante R-32 y que cuenta con una gran capacidad de calefacción y refrigeración, incluso con bajas temperaturas exteriores. Su precio es de 4.600 euros.

4) Ariston Nimbus S Net R-32 3301888: Esta bomba de calor de Ariston que emplea gas refrigerante R-32 se cuela en la cuarta posición con una calificación de 67 (buena calidad). El modelo se caracteriza por su nuevo diseño con todos los componentes de una instalación fiable y por su modo silencioso: hasta 30 dB (A) de presión sonora a 5 metros. Su precio ronda los 4.500 euros.

5) Bosch Compress 3400I AWS E 8-S: El ranking lo cierra esta bomba de calor de Bosch, que obtiene una puntuación de 66 (buena calidad). Con una temperatura de impulsión de 60ºC, garantiza calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria y es compatible con instalaciones fotovoltaicas SG ready. Los consumidores pueden adquirirla por 3.600 euros.

¿Cómo realiza la OCU este análisis?

El primer paso de este análisis es la selección los modelos más representativos, según la información facilitada por los fabricantes y consultada en los medios especializados. A partir de ahí, la OCU comprueba si están disponibles en tiendas y comercios online para poder adquirir estos productos.

Después, la Organización de Consumidores y Usuarios procede a analizar las características de cada uno de los equipos en laboratorios independientes. Las pruebas técnicas y de uso realizadas son las siguientes:

  • Funcionamiento y eficiencia: En este caso, se mide la eficiencia y la capacidad de calefacción con la evaluación del valor COP, que se refiere a la proporción entre la energía térmica que emite la bomba y la energía eléctrica que consume; y la producción de agua, que se evalúa con un perfil adaptado.
  • Impacto ambiental: En esta prueba se tiene en cuenta la cantidad y el tipo de gas refrigerante, evaluando su impacto en el calentamiento global. Generalmente, este tipo de bombas de calor utilizan gas R-32 o gas R-290.
  • Ruido: Se realiza una medición del ruido a una distancia de 1 metro delante del dispositivo funcionando a plena carga.
  • Instrucciones y facilidad de uso: Se evalúan tanto los manuales como la instalación de los equipos, los sensores, las conexiones eléctricas, tuberías de gas o hidráulicas…

La nota global de aparato se calcula teniendo en cuenta todos estos parámetros, aunque se concede un peso especial a la eficiencia y al rendimiento de la bomba de calor.

El impacto ambiental también se valora especialmente, así como los aspectos que afectan al confort, como el ruido o la facilidad de uso.

Notificar nuevos comentarios
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más noticias sobre...

Scroll al inicio