Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Sectoriales
  4. El primer aire acondicionado moderno cumple hoy 118 años
Willis Haviland Carrier diseñó el primer sistema de aire acondicionado moderno el 17 de julio de 1902.
Willis Haviland Carrier diseñó el primer sistema de aire acondicionado moderno el 17 de julio de 1902.

El primer aire acondicionado moderno cumple hoy 118 años

Este viernes, 17 de julio, se cumplen 118 años desde que el ingeniero estadounidense Willis Haviland Carrier (Angola 1895-Nueva York 1950) creara el primer aire acondicionado moderno.

Tal y como explica la compañía que hoy continúa la labor que éste inició, la brillante idea surgió en medio del andén de una estación de tren de Pittsburgh (Estados Unidos) un día de mucha niebla: "Carrier intentaba mirar a través de la bruma, cuando se dio cuenta de que podía secar el aire haciéndolo pasar por el agua para crear niebla".

Al hacerlo, estaba haciendo posible la fabricación de aire con cantidades específicas de humedad: "En un año había completado su invento y logrado controlar la humedad, dando lugar al conocido como fundamento base del aire acondicionado moderno", narra la firma. El inventor tenía tan solo 25 años.

Una de las lecciones más importantes

Pese a ser un apasionado de las matemáticas desde muy pequeño, a Willis Carrier le costaba trabajo entender el concepto de las fracciones. Sería su madre la que le ayudaría  en esta tarea, cortando manzanas enteras en pedazos de varios tamaños.

Una lección que Carrier siempre decía que era "una de las más importantes que había aprendido en su vida, al enseñarle el valor de resolver problemas a través de la inteligencia".

Éste tuvo siempre claro que el clima, el confort y los requisitos de la producción serían los factores que determinarían el valor del aire acondicionado. 

El despegue del confort

Carrier estudió en la Universidad Cornell (Nueva York) y se graduó en 1901 en ingeniería eléctrica. Su primer trabajo (1901) fue en la empresa Buffalo Forge Company, firma que fabricaba calentadores, sopladores y dispositivos de extracción y escape de aire. Él mismo diseñaría por entonces sistemas de calefacción para secar madera y café.

Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, la compañía decidió recortar en gastos y prescindir del departamente en el que trabajaba Carrier, que, junto a seis amigos, decidió invertir 32.600 dólares para fundar su propia empresa: Carrier Engineering Corporation.

Entre sus primeros clientes se encuentran el Madison Square Garden y los departamento del Senado de los EE.UU y la cámara de representantes. De hecho, la fabricación desde los productos horneados hasta los suministros de guerra fueron posibles gracias al aire acondicionado.

"Éste también fue el responsable directo del triunfo abrumador de las películas de verano cuando la gente empezó a ir a los teatros climatizados para escapar del calor", relatan desde Carrier.

El primer aire acondicionado doméstico se instaló en una casa de Minneapolis (Minesota) en 1914. Aunque sería la introducción del aire acondicionado residencial el que posibilitó en los años 20 que muchos ciudadanos estadounidenses se pudieran mover a zonas del sur, mucho más cálidas, durante los meses de verano. 

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí
Haz tu comentario

Haz tu comentario

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Enlaces patrocinados